Cultura

"En Colombia he comprobado que toreo ahora más despacio"

  • El sevillano acaba de regresar de Manizales, donde ha obtenido un gran triunfo que le ha elevado la moral, en un año en el que tiene previsto superar el medio centenar de corridas

Ha estrenado la temporada 2009 con nuevo apoderamiento -Hipólito y Melquiades Garrido por Luis Álvarez- y un triunfo importante en la Feria de Manizales, que ha sido recogido profusamente en la prensa colombiana. Salvador Cortés, el diestro de Mairena del Aljarafe, de regreso a España, sorprendido en Barajas por una copiosa nevada y un frío polar en Sevilla, afirma que se siente muy feliz y mucho más maduro de cara a una temporada en la que su aspiración máxima es el retorno al mayor número de ferias importantes y superar el medio centenar de corridas.

-¿Cómo se gestó el triunfo en Manizales?

-La primera faena fue a un toro que no era fácil, al que dejé crudo en varas y lo toreé a gusto. Empecé con dos pases cambiados. El toro se fue acabando y tras una estocada se amorcilló. Di tres o cuatro descabellos y por ello perdí el premio que tenía ya prácticamente ganado. En el otro toro salí a revientacalderas. También lo dejé poco picado y le di distancia larga, citando desde muy lejos. En una faena en la que me sentí muy a gusto, con muletazos y pases de pecho profundos, el público llegó a ponerse en pie y la plaza, que crujía, se convirtió en un manicomio. Cerré con unas bernadinas, que fueron muy ovacionados. Luego, maté de una estocada y corté las dos orejas.

-¿Qué repercusión puede tener este triunfo?

-Me ha servido moralmente para darme cuenta de que soy el mismo torero, aunque más maduro, y también me abre las puertas en Colombia.

-¿Cómo acomete la temporada?

-Ha sido un comienzo de año esperanzador, con un toreo de mayor madurez. En Colombia he comprobado que toreo ahora más despacio, buscando sobre todo la calidad y el buen gusto en cada suerte.

-¿A qué se debe el cambio de apoderamiento?

-Luis Álvarez es una bellísima persona, pero representaba a más toreros, con todo lo que ello supone en cuanto a la representación de mi carrera. Lo pensé y decidí que necesitaba a alguien más cercano. Por eso he escogido como apoderados a Melquiades y a Hipólito, que seguro que jugarán un buen papel y que estarán más próximos a mí. Incluso entreno con ellos y ese contacto es fundamental para un torero.

-¿Qué planteamientos han hecho para este año?

-Posiblemente empezaremos en Valencia, en la Feria de Fallas, y estaré en Sevilla, Madrid y Pamplona. El número de corridas dependerá de los triunfos. Un buen número será unas 50 y en caso de que todo ruede bien me gustaría alcanzar las 70 corridas.

-¿Qué sensaciones le dejó la temporada 2008?

-Fue muy corta en cuanto al número de corridas, pero muy buena en resultados. Triunfé en todas las plazas; a excepción de Sevilla, donde se suspendió por lluvia una de las corridas en las que estaba anunciado y la otra no embistió. Lo mejor fueron las tardes de Pamplona y Málaga y lo peor la suspensión en la Maestranza.

-¿Y a qué se debe que su nombre sonara menos?

-Precisamente a eso, a que toreé menos corridas y también a que no estuve anunciado en las grandes ferias, que son las que trascienden más en los medios de comunicación. Además, en algunas plazas las empresas no respetaron los triunfos anteriores y me quedé fuera, entre otras, de Murcia, Albacete, Jaén, Granada y Úbeda. Por eso, para este año quiero entrar en todas las plazas de máxima repercusión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios