Cultura

Agedpa cumple hoy diez años en defensa del patrimonio rupestre

  • El colectivo hace balance de sus objetivos y reafirma que sigue con el mismo espíritu de lucha y de optimismo para la puesta en valor de los 235 abrigos

La Asociación Gaditana para el Estudio y Defensa del Patrimonio Arqueológico (Agedpa) cumple hoy su décimo aniversario.

El colectivo se constituyó un 19 de diciembre de 1999 bajo la premisa de elaborar proyectos y realizar gestiones que conduzcan a la protección y conservación del patrimonio cultural y natural, promover y colaborar con proyectos que tienen por fin el estudio y la divulgación de este patrimonio para que los ciudadanos puedan conocerlo y considerarlo como propio, defender este patrimonio contra cualquier actuación irresponsable y colaborar con la administración pública y otros agentes sociales que tengan por meta los mismos fines aquí especificados.

Con esta declaración de intenciones, la asociación que recientemente ha perdido a su máximo valedor, Lothar Bergmann, reconoce que ha focalizado casi todos sus esfuerzos en la protección del arte rupestre de toda la provincia, "el patrimonio más vulnerable y en vías de desaparición".

Las denuncias llevadas a cabo y la lucha constante por parte de sus socios han logrado el cerramiento de varios abrigos con arte rupestre. Concretamente, el último se produjo en octubre de 2009, después de años de lucha y reivindicaciones constantes ante la Delegación de Cultura de la Junta. Según el presidente del colectivo, Antonio Ruiz, la asociación no persigue el cerramiento de todos los abrigos con arte rupestre repartidos en la provincia, que ya son 235, sino sólo de aquellos que sean más susceptibles de ser dañados por encontrarse en lugares muy accesibles o ser muy conocidos.

En este sentido, para Agedpa la protección tiene que empezar con la educación. "Hay que insistir en la educación para lograr el respeto por el patrimonio. Hay que desarrollar proyectos integrales que incluyen también medidas de conservación para garantizar la transmisión de este patrimonio histórico a las generaciones futuras", defendieron.

Al hilo, subrayaron que una de las reivindicaciones más importantes es incorporar el arte rupestre de la zona en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, a través de la ampliación del Arco Rupestre del Mediterráneo. "Para ello se ha trabajado en concienciar y sensibilizar a la ciudadanía como lo demuestra el hecho de que esta propuesta ha sido apoyada por instituciones públicas comarcales, ayuntamientos, asociaciones culturales locales y nacionales, ciudadanos de todo el mundo y sobre todo, por la Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía, en mayo de 2006", insistió Ruiz. A pesar de ello, recuerdan que no se ha realizado ninguna gestión por parte de la Junta y las actuaciones encaminadas a la protección, conservación y puesta en valor de este patrimonio son mínimas. "Sin duda, aún queda mucho trabajo por hacer", reconocen.

235

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios