Pasarela SFDO Moda 2019

La pasión por la moda toma La Isla

  • Ágatha Ruiz de la Prada y Luisa Pavón inauguran la pasarela ‘SFDO Moda’

  • En el evento, que ha brillado por la elegancia y ausencia de complejos, también han estado comercios locales

Si algo se puede tomar como referente a la hora de hablar de falta de complejo, sin duda alguna la música de los 80 es el mejor ejemplo que se puede tomar. Los ritmos y acordes de aquella década marcaron una generación, donde se demostró que todo aquello que dijeran los demás estaba de más. Pues parece que de esto mismo se han valido en la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe), para organizar la primera edición de SFDO Moda 2019, un evento -retomado después de muchos años- donde La Isla ha demostrado que no tiene ningún tipo de complejo.

A las 19:30 horas de la tarde, y tras un leve retraso, en la calle Real (a la altura del Palacio de Congresos), comenzaron a sonar los acordes de Ella es demoledora, la canción del grupo ‘Farmacia de Guardia’. A su ritmo, Ágatha Ruiz de la Prada inauguraba el desfile con su nueva colección infantil y adulta para este año. Siempre con sus señas de identidad (corazones, rayas y multicolor estridente), la madrileña ha sorprendido con unas propuestas mucho más cómodas que el año pasado (cuando apostó por poner a sus modelos sobre unos tacones con plataformas de infarto): colores flúor, estampados, pantalones acampanados y looks oversize, cargados de mensajes y rematados con calzado tipo bamba. Para las pequeñas, la firma continúa en la línea que ya marcó hace ya casi 20 años, con modelos infantiles alegres, también con estampados, donde la comodidad y la diversión son los valores indispensables. Mientras acababa este primer desfile, en la pasarela las modelos bailaban: Me duele la cara de ser tan guapo...Si la mujer de Ágatha nunca había tenido complejos, ahora ha quedado demostrado que aún tiene todavía menos. El otro plato fuerte de la noche fue Luisa Reyes, exconcursante y tercera semifinalista de la primera edición del programa Maestros de la Costura, donde la jerezana presentó su colección. La expectación para ver a ambas diseñadoras rebosaba en el recinto que la organización había acotado para el evento, donde no quedó ni una localidad libre.

Ágatha Ruiz de la Prada fue la encargada de inaugurar el desfile. Ágatha Ruiz de la Prada fue la encargada de inaugurar el desfile.

Ágatha Ruiz de la Prada fue la encargada de inaugurar el desfile. / Jesús Marín

Aparte de estos dos desfiles, también estuvieron otros comercios locales. En general fue un evento donde el atrevimiento y la elegancia aparecían sobre la pasarela a partes iguales. En el caso de Pimpinella Moda Infantil, esta firma apostó la delicadeza y la sencillez como un valor siempre seguro en la moda infantil. Desde diseños clásicos, elaborados en lino, gasa y rematados con encaje, hasta trajes de comunión con detalles en color, pasando por modelos para una flamenca infantil coqueta, cómoda, también en tonos claros y con modelos cortos (como antiguamente).

La moda infantil y joven ha tenido una presencia importante. La moda infantil y joven ha tenido una presencia importante.

La moda infantil y joven ha tenido una presencia importante. / Jesús Marín

La elegancia tampoco decayó con Veintiseis Moda, donde el toque de atrevimiento vino de la mano de sus modelos curvy. Con una propuesta basada principalmente en los trajes de noche y en vestidos de fiesta, no faltaron los modelos palabra de honor, las gasas, los estampados, los escotes pronunciados, la pedrería y la lentejuela. No obstante, donde la falta de complejos volvió a hacer acto de presencia fue durante el turno de la corsetería Zady (el tercer desfile de la noche), donde también se incluyeron modelos curvy. En clave veraniega total, esta mítica tienda de San Fernando mostró a ritmo de un Hombre lobo en París (mítico tema de ‘La Unión’) las últimas tendencias en moda de baño. Lo que sí quedo más que demostrado es que el bañador (en todas sus variaciones y modelos) le ha ganado este año por goleada al biquini. En cuanto al tema del color y estampado, no hay nada establecido: desde colores tan básico como el azul marino y el rojo, hasta estampados de lunares o cashmere.

En términos generales, la cosa ha estado bastante bien, y el evento apunta maneras. Ya en sólo un día San Fernando ha demostrado que está más que libre de cualquier complejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios