EPA Tercer Trimestre 2020

La tasa de paro se mantiene en el 21% en verano por el ascenso de la ocupación

  • El número de desempleados se eleva en 5.700 respecto al anterior trimestre

  • El INE no incluye dentro de los parados a los afectados por un ERTE

Una camarera limpia las mesas en una terraza de Cádiz. Una camarera limpia las mesas en una terraza de Cádiz.

Una camarera limpia las mesas en una terraza de Cádiz. / Jesús Marín

La tasa de paro de la provincia de Cádiz se mantuvo el 21% en el tercer trimestre del año, casi el mismo nivel que en el trimestre anterior,, según revela la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística. El número de parados se elevó en 5.700 personas respecto al anterior trimestre, hasta los 118.300 desempleados, la cifra más baja desde el tercer trimestre de 2008.

Este incremento del paro se ha compensado por la positiva evolución de la ocupación, que escala hasta las 444.000 personas con trabajo, 30.400 más que en el anterior trimestre, como consecuencia de la reincorporación de trabajadores afectados por un ERTE. Es el mejor dato global en el tercer trimestre desde el verano de 2008 y revela que la economía se reactivó con fuerza tras el fin del confinamiento. Además, el tercer trimestre del año suele ser el más positivo para Cádiz al coincidir con la temporada alta turística.

La población activa -que comprende a los ocupados y a los desempleados que buscan trabajo- vuelve a la normalidad al aumentar en casi 36.000 personas respecto al anterior trimestre,y engloba a un total de 562.300 gaditanos. Esto lleva a que la tasa de actividad -la relación entre la población activa y el conjunto de la población- se sitúa en el 54% de la población, cuatro puntos más que en el anterior trimestre. 

Por su parte, la población inactiva -que comprende a la población mayor de de 16 años que no trabaja ni busca empleo, como estudiantes, pensionistas, incapacidades o amas de casa- disminuye en casi 34.000 personas, y vuelve también a cifras cercanas a la normalidad, en torno a 474.000 personas.

Hay que recordar que la EPA del segundo trimestre arrojó una sorprendente bajada por la metodología que aplica el Instituto Nacional de Estadística, ya que muchos desempleados fueron registrados como inactivos durante el confinamiento al no cumplir las dos condiciones básicas para que se les considere parados: la búsqueda activa de empleo, algo imposible en muchos casos al estar las empresas cerradas; y la disponibilidad para trabajar, inviable para muchas personas debido a que han tenido que hacerse cargo de dependientes, fundamentalmente menores.

A ello hay que sumar que el INE no considera desempleados a a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios