Primarias para elegir a la nueva dirección nacional de Vox

"O Vox cambia y empieza a respetar a las bases o terminaremos como Podemos"

  • José Manuel Martínez Ayala, concejal en Sanlúcar, asume un papel protagonista en la candidatura alternativa a Santiago Abascal que lidera el canario Carmelo González

  • Critica las decisiones "a dedo" de una dirección nacional "elitista"

  • "A Vox lo han hecho grande los militantes que están en la calle dando la cara y que ahora han sido ninguneados"

José Manuel Martínez Ayala es concejal en Sanlúcar desde junio del año pasado. José Manuel Martínez Ayala es concejal en Sanlúcar desde junio del año pasado.

José Manuel Martínez Ayala es concejal en Sanlúcar desde junio del año pasado. / D.C.

"Dar este paso puede parecer una locura, lo reconozco, pero uno tiene que ser coherente con sus principios. Y si no hacía nada para que se escuche y se respete a las bases de este partido, me estaría traicionando a mí mismo". Quien hace estas reflexiones es José Manuel Martínez Ayala, concejal de Vox en Sanlúcar de Barrameda desde junio del año pasado y que integra la candidatura alternativa que ya se ha formalizado para intentar plantarle cara a Santiago Abascal y a la actual dirección nacional en las primarias que culminarán el próximo 7 de marzo.

Martínez Ayala, al que acompaña en esta lista alternativa otro gaditano como Manuel González Bazán, integrante de la ejecutiva provincial de Vox recientemente desmantelada, considera que el partido viene cometiendo en los últimos meses una serie de errores que, avisa, puede desembocar en una ruptura que sería irreparable. "O el partido cambia y empieza a respetar a las bases o terminaremos como Podemos", subraya con contundencia este madrileño de 50 años que suma dos años residiendo en Sanlúcar.

Esta candidatura alternativa está liderada por el canario Carmelo González y en ella Martínez Ayala figura como aspirante a la secretaría general del partido, es decir, el mismo puesto que ocupa en la actualidad Javier Ortega Smith. La idea de esta corriente crítica es sumar los avales necesarios para poder concurrir a unas primarias que se celebrarán mediante procedimiento telemático durante tres días y cuyos resultados se conocerán en la asamblea nacional que se celebrará el próximo 7 de marzo en Madrid.

Martínez Ayala no escatima críticas contra la actual dirección del partido, aunque por encima de todo quiere dejar claro que tanto él como los integrantes de esta candidatura alternativa lo que buscan es sumar. "No vamos contra el partido e incluso reconozco que Santiago Abascal es un político de enorme valía y un buen líder, pero estamos en contra de las formas empleadas por una dirección nacional que se ha convertido en un órgano elitista y que sólo sabe tomar decisiones a dedo", subraya este ex guardia civil de profesión que es también ingeniero y que cuenta con un máster en Riesgos Laborales.

El único concejal que Vox tiene en el Ayuntamiento de Sanlúcar barre para casa y reflexiona sobre la situación interna que se vive en la que a día de hoy es la segunda fuerza política de la provincia de Cádiz. Indica Martínez Ayala que aunque hubo militantes que no vieron bien que el año pasado la dirección nacional del partido impusiera a Agustín Rosety como número uno al Congreso sin una consulta previa, las mayores discrepancias tuvieron lugar cuando ya concluyeron todos los procesos electorales. "Han fallado mucho las formas y el organigrama con que contaba el partido se ha estado vulnerando por activa y por pasiva", reflexiona este militante. Y añade que "o el partido cambia o claro que veo riesgo de ruptura porque en las últimas semanas ha habido muchas bajas y muchas dimisiones entre los cargos orgánicos de esta provincia".

Martínez Ayala muestra su respeto por la gestora que se acaba de constituir en la provincia "porque ellos son simples marionetas y no son los culpables de nada", pero alerta de que estos cambios no se han vivido exclusivamente en Cádiz sino se han repetido en muchas provincias.

Ante este inminente proceso de primarias, Martínez Ayala insiste en que el mensaje fundamental de esta corriente alternativa es que se escuche a las bases del partido. "A Vox no lo han hecho grandes nuestros líderes, sino los militantes que están en la calle, poniendo de su dinero y dando la cara. Y a esos militantes se les ha ninguneado y se les ha dicho que sólo interesan para pagar las cuotas. A esas bases es a las que venimos a defender", apostilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios