Provincia de Cádiz

Nuevas medidas contra el coronavirus en Cádiz: la Junta decreta el cierre perimetral de la provincia y pide adelantar el toque de queda a las 20.00 horas

  • El Gobierno andaluz cierra también los doce municipios con una incidencia superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes y solicita al Ejecutivo que le permita decretar el confinamiento domiciliario en La Línea, San Roque, Castellar, San José del Valle y Trebujena, con una incidencia acumulada de más de 1.000 contagios

  • Mantiene el cierre del comercio y la hostelería a las 18.00 horas y limita a cuatro las reuniones sociales

Dos enfermeras del Puerta del Mar, perfectamente ataviadas para combatir el Covid. Dos enfermeras del Puerta del Mar, perfectamente ataviadas para combatir el Covid.

Dos enfermeras del Puerta del Mar, perfectamente ataviadas para combatir el Covid. / Julio González (Cádiz)

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha detallado hoy las nuevas medidas sanitarias que el Gobierno andaluz pondrá en marcha de inmediato para frenar el avance descontrolado de la Covid-19. Como era de esperar, la comunidad mantiene el cierre perimetral salvo por causas justificadas y apuesta también por cerrar las fronteras de las ocho provincias.

Además, los 219 municipios, doce de ellos gaditanos, que cuentan con una tasa de incidencia acumulada superior a 500 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas también sufren el cierre perimetral. De ellos 91 superan la tasa de 1.000 casos y para ellos la Junta ha decretado el cierre total de la hostelería y el comercio no esencial y ha solicitado al Gobierno que autorice el confinamiento domiciliario de estos municipios. En Cádiz son, según los datos de este viernes, La Línea, San Roque, Castellar, San José del Valle y Trebujena.

Las medidas, que entran en vigor en la medianoche del sábado 16 al domingo 17, contemplan también el cierre de la hostelería y el comercio no esencial a las 18.00 horas y limitan las reuniones, tanto en domicilios particulares como en bares y restaurantes, a cuatro personas. Por último, el Gobierno andaluz ha solicitado al Ejecutivo de Pedro Sánchez que le permita adelantar el toque de queda a las 20.00 horas. Si no lo autoriza, permanecerá a las 22.00 horas como hasta ahora. 

Por otro lado, la recogida de pedidos en hostelería será hasta las 21.30 horas y los encargos telefónicos hasta las 22.30 horas, mientras que el reparto a domicilio se mantiene a hasta las 23.30 horas. Si el Gobierno autoriza adelantar el toque de queda, estos horarios podrían sufrir modificaciones en los próximos días. Por su parte, los deportistas federados, jueces y árbitros tendrán autorizada la movilidad. 

Según Juanma Moreno "el avance de la tercera ola es muy rápido, entre otras cosas por la variante británica que ya está entre nosotros" y por ello "nos quedan días muy duros". En su comparecencia, el presidente andaluz ha señalado que "mi Gobierno no tiene las competencias para decretar el confinamiento domiciliario ni tampoco adelantar el toque de queda. Hemos pedido al Ejecutivo adelantar el toque de queda a las 20.00 horas y que nos permita llevar el confinamiento domiciliario allí donde sea necesario".

Un momento crítico para la provincia

Las nuevas medidas del Gobierno andaluz llegan en un momento crítico para la provincia gaditana, que acumula ya varios días registrando cifras nunca vistas en cuanto a nuevos contagios e incidencia acumulada. De hecho el pasado miércoles Cádiz batió su récord de casos diarios con 1.270 y este mismo viernes ha rozado de nuevo esa cifra con 1.235 nuevos positivos.

Cádiz también se acerca al pico de ingresos de noviembre con 366 hospitalizados, 55 de ellos en UCI. Y sigue creciendo día a día el número de fallecimientos, con ocho más notificados en las últimas 24 horas. En total son 637 los gaditanos que han perdido por el coronavirus desde el pasado mes de marzo. 

Además, la provincia ha superado por primera vez desde el inicio de la pandemia el límite de 500 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, marcando una incidencia acumulada de 541,4 casos. Las localidades más castigadas por el virus, caso de La Línea, Castellar o San Roque -todos ellos pertenecientes al distrito sanitario de Campo de Gibraltar- superan los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, 2.000 en el caso de La Línea pese a encontrarse desde hace unos días en nivel de alerta 4 grado 2 (sin movilidad más allá del municipio y con la actividad comercial limitada a los servicios esenciales). 

Desde el pasado 11 de enero Andalucía decretó el cierre perimetral de la comunidad y también de los ocho municipios del Campo de Gibraltar por su alta tasa de incidencia. A su vez se fijó el toque de queda entre las 22.00 y las 6.00 horas y se limitó hasta las 18.00 horas la actividad hostelera, hasta las 20.00 en el caso de las cafeterías y también del comercio. 

Cádiz, una de las provincias menos afectadas por la pandemia en la primera ola, ha sucumbido al tsunami de la segunda y la tercera ola con cifras que evidencian que el virus está fuera de control desde el pasado verano, pese a la leve mejora previa a las fiestas navideñas. Precisamente los efectos de la Navidad y las celebraciones de Fin de Año están saliendo ahora a la luz con cifras que justifican medidas más duras que las aplicadas en los últimos días para frenar el avance de la Covid-19. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios