Provincia de Cádiz

Navantia San Fernando pone la quilla de la cuarta corbeta para Arabia Saudí

  • Comienza la construcción en grada de este buque, que llevará por nombre 'Jazan'

La maniobra de puesta de quilla del 'Jazan' este martes en Navantia San Fernando. La maniobra de puesta de quilla del 'Jazan' este martes en Navantia San Fernando.

La maniobra de puesta de quilla del 'Jazan' este martes en Navantia San Fernando. / Navantia

Pocos días después de la botadura del Al-Diriyah, la segunda de las cinco corbetas que prepara para Arabia Saudí, el astillero de Navantia en San Fernando sigue dando pasos adelante con la puesta de la quilla del cuarto de estos buques para la Armada saudí, que llevará por nombre Jazan

A primera hora de la mañana de este martes 1 de diciembre se ha llevado a cabo el acto, desarrollado sin incidentes en la grada 3 del astillero isleño. Han asistido, entre otros, el director del Astillero Bahía de Cádiz, Javier Herrador; el director del programa en Navantia, Vicente Martínez Caridad; y el capitán Abdullah Alshehri, director de la Oficina del programa saudí.

Con la puesta de quilla de este martes comienza la construcción en grada del penúltimo buque de este programa. Hay que destacar que este bloque ha sido construido en Navantia Puerto Real, fruto de la colaboración entre ambos astilleros de la Unidad de Negocio del Astillero Bahía de Cádiz. El módulo fue trasladado hasta el astillero de San Fernando el pasado fin de semana.

Al mismo tiempo, en la grada paralela del astillero de San Fernando se encuentra la tercera de las corbetas, de nombre Hail, cuyo estado de construcción es muy avanzado y que se prevé botar en los próximos meses.

Siete millones de horas de trabajo para la Bahía

El diseño de las corbetas es de última generación, maximizando a la vez la participación de Navantia mediante la incorporación de productos propios, como el sistema de combate CATIZ, el sistema de comunicaciones integradas HERMESYS, la dirección de tiro DORNA, el Sistema Integrado de Control de Plataforma y el puente integrado MINERVA, junto con otros equipos desarrollados por Navantia bajo licencia, como los motores de MTU, las cajas reductoras de RENK.

El contrato con Arabia Saudí, en vigor desde noviembre de 2018, fortalece el futuro inmediato de Navantia y beneficia a todos los astilleros de la compañía y a su industria auxiliar, en especial, a toda la Bahía de Cádiz.

Concretamente supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas que, traducido a empleo, alcanzarán la cifra de 6.000 anualmente durante los próximos 5 años, De estos, más de 1.100 serán empleados directos, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores. Serán más de 100 las empresas auxiliares que colaboren en el mismo.

El programa, cuyo último buque deberá ser entregado en el año 2024, incluye, además de la construcción, el apoyo al ciclo de vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios