Cádiz

Médicos de Atención Primaria de Cádiz aseguran que nunca han dejado la asistencia presencial

Personas esperando a entrar en el centro de salud Loreto-Puntales de Cádiz el pasado mes de octubre. Personas esperando a entrar en el centro de salud Loreto-Puntales de Cádiz el pasado mes de octubre.

Personas esperando a entrar en el centro de salud Loreto-Puntales de Cádiz el pasado mes de octubre. / Julio González

Médicos de Atención Primaria han mostrado su indignación ante el anuncio por parte del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, de la apertura de los centros de salud y la reanudación de las citas presenciales a partir de la próxima semana.

Esta indignación se debe a que el anuncio se ha realizado "sin habernos informado a los centros ni a los profesionales de cuándo y cómo" se va a hacer. También están molestos porque Aguirre haya dicho que es "una vuelta a" la actividad presencial, "cuando nunca hemos dejado la atención presencial", argumenta Fernando Ramírez, vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Cádiz y presidente de la plataforma Basta Ya Cádiz, integrada por facultativos de Atención Primaria.

Ramírez afirma que el consejero ha hecho este anuncio cuando todavía no hay ninguna organización ni se han planificado las agendas en los centros de salud. "Se ha mandado un mensaje a la población de que se va a volver a la situación de antes y no es así. Va a haber un filtro y la atención presencial seguirá siendo a criterio del clínico, tanto del médico como del personal de enfermería; y conforme la pandemia lo vaya permitiendo, irá aumentando progresivamente la atención presencial", manifiesta.

Explica que este filtro es necesario para que el médico atienda lo que realmente es de su competencia y así pueda dedicarle a cada paciente el tiempo adecuado. Porque, según Fernando Ramírez, muchas de las consultas que asume el facultativo en Atención Primaria "pueden y deben ser resueltas en las Unidades de Atención al Ciudadano de los centros de salud o del hospital, por los médicos hospitalarios o por enfermería".

En opinión de este facultativo, el mensaje que ha transmitido Aguirre "crea confusión y va a originar problemas porque la población va a acudir directamente a los centros de salud y pueden crearse conflictos".

Fernando Ramírez recuerda que en la provincia de Cádiz, y concretamente en el distrito sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, todavía hay zonas con niveles de incidencia de covid-19 por encima de lo que se considera riesgo extremo, y que hay proyecciones de expertos que anuncian una cuarta ola de la pandemia en el mes de abril. Por eso, cree que aún no es momento de permitir la libre circulación de pacientes por los centros de salud, ya que se pondría en riesgo la seguridad de estos y de los profesionales.

Añade que para volver a la "normalidad" es preciso que antes se reordenen las tareas por competencias, se ajusten las plantillas, se hagan dos circuitos claros de acceso (para separar a pacientes covid de no covid y así minimizar los contagios) y se ponga "a cada categoría profesional y a cada nivel asistencial en su justo sitio".

Puntualizaciones de la SAMFyC

Por su parte, la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFyC) ha publicado un comunicado para "transmitir el sentimiento unánime de malestar entre los médicos/as de familia ante las declaraciones efectuadas desde la Consejería de Salud y Familias en las que se indica que a partir del 2 de marzo 'cualquier persona en Andalucía' podrá 'ir a visitar a su médico de cabecera o a su enfermera de una forma fluida, como antes, a través del aumento de las citas presenciales, pero siempre garantizando la seguridad' y ello debido a que 'ha bajado la presión a nivel de los centros de salud y los vamos a abrir un poquito".

La SAMFyC puntualiza, entre otras cosas, que los centros de salud han estado abiertos durante toda la pandemia, "a diferencia de otros ámbitos asistenciales, priorizando la seguridad de la población y trabajando bajo una intensa presión asistencial, con escasos recursos materiales y de protección y con un agravamiento del déficit crónico de médicos/as de familia".

Añade que se ha priorizado un cambio en la forma de gestionar las citas, "pero manteniendo siempre una atención presencial en los centros de salud". Sostiene que la consulta telefónica "ha evitado la transmisión incontrolada de la pandemia en los centros sanitarios, pero también es puerta de entrada para que el médico/a de familia valore a cada paciente y asigne cita presencial siempre que la demanda lo ha requerido".

Asimismo, asegura que "no hay una disminución de la demanda en la Atención Primaria, al contrario, la presión asistencial es muy elevada" debido a que "a las ya amplias agendas de Atención Primaria se suma la atención al cvid-19 y otras patologías derivadas del incremento de las listas de espera de los hospitales". 

Esta sociedad pide que la Consejería de Salud y Familias "explique a la población el arduo y difícil trabajo que han realizado los médicos/as de familia, denunciando por la vía legal cualquier difamación o violencia ejercida contra la buena praxis mostrada"; que el Servicio Andaluz de Salud planifique la vuelta a las citas presenciales, "deseadas tanto por profesionales como por pacientes, de forma progresiva y acorde con las medidas de seguridad que deben mantenerse hasta que se consiga la inmunidad grupal en la población, contando con la opinión de los médicos/as de familia como principales responsables de la asistencia sanitaria en la comunidad", y que todas las medidas que se adopten "sean consensuadas con los profesionales de Atención Primaria y explicadas de forma clara y transparente a la población desde las administraciones públicas". Desde la SAMFyC aseguran que esta petición se hizo de forma presencial al consejero de Salud en julio de 2020 y al director gerente del SAS en septiembre de 2020, "sin que haya sido llevada a cabo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios