Provincia de Cádiz

La hostelería arranca la temporada alta con el menor empleo desde 2015

  • El sector ha perdido uno de cada cinco afiliados respecto a junio del año pasado, cuando se alcanzó el mejor registro de la última década l El 20% de los trabajadores son autónomos

Una camarera limpia una terraza para los siguientes clientes en Cádiz. Una camarera limpia una terraza para los siguientes clientes en Cádiz.

Una camarera limpia una terraza para los siguientes clientes en Cádiz. / Julio González

2019 fue una temporada de récord para la hostelería gaditana y los datos de empleo que se lograron el año pasado tardarán en repetirse. El sector encara la temporada alta con el peor dato de empleo de los últimos cinco años como consecuencia de la pandemia de coronavirus. En el mes de junio se alcanzaron un total de 40.461 afiliados, lo que supone una caída del 19% respecto al mismo mes del año pasado, según los datos de la Seguridad Social.

La merma se debe fundamentalmente a que ha caído la contratación de trabajadores, ya que la cifra de autónomos no sufre tanto. El número de asalariados desciende en un 22% y se limita a 32.193 cotizantes, nuevamente la cifra más baja desde 2015. En cambio, la cifra de autónomos se mantiene más estable, en torno a 8.269 profesionales, y la caída selimita al 2,8% respecto al año pasado. Esto implica que uno de cada cinco cotizantes de la hostelería son trabajadores por cuenta propia.

La tendencia de Cádiz se agudiza en el resto de las provincias costeras de Andalucía. Por ejemplo, los afiliados al régimen general caen en Málaga un 27% respecto al año pasado, descenso que llega al 28,2% en Almería y al 30,1% en Huelva. En cambio, en Granada la disminución es algo inferior, en torno al 17% en comparación con junio del año pasado.

Estos datos evidencian que la desescalada no ha supuesto el retorno a los niveles previos a la crisis. Los negocios que han vuelto a la actividad han contratado a menos personal ante la perspectiva de un año prácticamente sin turismo internacional y en el que sólo podrán contar con visitantes autóctonos para intentar salvar los muebles.

Una de las características que se ha agudizado con la pandemia es la estacionalidad del empleo. Uno de cada cinco trabajadores del sector se ha dado de alta entre los meses de mayo y junio, y eso no es algo únicamente característico de un año tan atípico como este. Es una situación que se repite de manera sostenida en la última década, según los datos de la Seguridad Social.

Otra de las conclusiones es que la crisis sanitaria ha truncado la tendencia a una mayor estabilización del sector. 2020 arrancó con el mejor dato de empleo al menos desde 2009, último ejercicio comparable ya que la Seguridad Social modificó la toma de datos a partir de ese momento. El sector contaba el pasado mes de enero con 28.724 asalariados, un 3,6% más que en enero de 2019. Pero lo que es más significativo es que mejoraba las cifras de empleo registrada en el arranque del verano entre los años 2009 y 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios