Funeral de Pepe Oneto en San Fernando "Un gran periodista, una gran persona y un gran isleño"

  • San Fernando se despide de Pepe Oneto entre muestras de respeto y reconocimiento a su trayectoria profesional

  • El funeral se ha celebrado esta tarde en la Iglesia Mayor Parroquial

El féretro con los restos mortales de Pepe Oneto al salir de la Iglesia Mayor tras el funeral. El féretro con los restos mortales de Pepe Oneto al salir de la Iglesia Mayor tras el funeral.

El féretro con los restos mortales de Pepe Oneto al salir de la Iglesia Mayor tras el funeral. / Román Ríos (San Fernando)

"Un gran periodista, una gran persona y un gran isleño...". Estas cariñosas palabras dedicadas a Pepe Oneto, junto a otras muy similares, se han repetido a lo largo de las páginas del libro de condolencias en el que los isleños han firmado y han dejado muestras de su afecto a lo largo de la mañana al visitar la capilla ardiente que el Ayuntamiento habilitó en el Castillo de San Romualdo.

Así, entre muestras de respeto y reconocimiento a una meritoria trayectoria profesional y, sobre todo, siendo conscientes de que se iba para siempre uno de los grandes, La Isla ha dado forma durante toda la jornada a un duelo sobrio pero también auténtico y sentido, que ha terminado con el concurrido funeral que se ha celebrado a las cuatro y media de la tarde en la Iglesia Mayor Parroquial.

Ha sido el último adiós que San Fernando ha brindado al periodista Pepe Oneto, aquel joven que se marchó a la capital para triunfar pero que nunca se olvidó de sus orígenes, de la ciudad que le vio nacer y en la que también quiso descansar para siempre.

Funeral de Pepe Oneto en San Fernando. Funeral de Pepe Oneto en San Fernando.

Funeral de Pepe Oneto en San Fernando. / Román Ríos (San Fernando)

Su pregón del Carnaval en el año 1998, su colaboración en la sonada conmemoración del Bicentenario de Las Cortes que se celebró en 2010 o el Premio a la Libertad de Prensa que recibió en 2013 en reconocimiento a su trayectoria dan buena muestra de ese vínculo con La Isla que nunca dejó de lado a lo largo de su carrera.

"Siempre llevó a la ciudad de San Fernando por bandera", recordaba el lunes la alcaldesa, Patricia Cavada, en nombre de la Corporación Municipal al expresar sus condolencias nada más conocer su fallecimiento. El Ayuntamiento, de hecho, decretó un día de luto oficial e hizo ondear las banderas a media asta en señal de duelo ante la pérdida irreparable de un isleño único en su género.

Y la ciudad ha arropado a la familia de Pepe Oneto desde que sus restos mortales llegaran al Castillo de San Romualdo en la noche del pasado martes. Por la capilla ardiente ha pasado un buen número de isleños a mostrar sus respetos y a recordar los lazos que Pepe Oneto tenía con la ciudad.

En el funeral que se ha celebrado en la Iglesia Mayor se han visto también caras muy conocidas –Miguel Ángel Aguilar, Melchor Miralles, Inocencio Arias e Enrique Cerezo, entre otros– que, una vez más, han puesto de manifiesto su valía profesional y la huella que Pepe Oneto, una de las plumas clave en los años de la Transición, dejó en en el periodismo español.

También han acudido profesionales de la provincia, personalidades políticas, los ex alcaldes de La Isla y la Corporación Municipal con su alcaldesa al frente. Con un sonoro aplauso en la plaza de la Iglesia, San Fernando se ha despedido del coche fúnebre que ha trasladado los restos mortales de Pepe Oneto al cementerio municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios