Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía

“Los discursos alarmistas que hablan de avalancha de inmigrantes no se sostienen”

  • Rafael Lara, presidente de la Apdha, presenta un balance migratorio según el cual, más de 20.000 inmigrantes llegaron a Cádiz el año pasado

Comentarios 10

23 de noviembre de 2018. Una mujer subsahariana embarazada fallece en el proceso de rescate cuando iba a ser traslada a Almería. Además, otras trece personas están desaparecidas. 24 de diciembre de 2018. Los cadáveres de dos niños son arrojados por la borda de una patera con 69 personas en el mar de Alborán. 29 de diciembre de 2018. Un hombre de origen subsahariano fallece cuando intentaba cruzar a nado el Estrecho utilizando la cámara de un neumático como flotador. Y así, una larga lista hasta completar las 1.064 muertes que se han producido en la Frontera Sur el año pasado. Un listado negro que, a modo de alfombra, recuerda a las víctimas durante la presentación del balance migratorio de 2018 que ha realizado la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía.

Una de las cuestiones más destacables de ese informe de la Apdha es que se ha producido un notable incremento de la llegada de inmigrantes a España. “Han sido 64.120 las personas migrantes que han logrado acceder a nuestro país”, apunta Rafael Lara, presidente de la entidad. “Esa cifra incluye todas las entradas por la Frontera Sur, tanto por vía marítima (costas peninsulares, Baleares y Canarias, así como las llegadas en los buques Aquarius u Open Armas), como por vía terrestre en las fronteras de Ceuta y Melilla”.

Esto supone que, en el conjunto de la Frontera Sur, las llegadas se han multiplicado por 2,24 con respecto al año 2017 (cuando 28.587 personas alcanzaron territorio español). “Es la cifra más alta de la serie histórica. Supera incluso las llegadas recibidas en 2006, en el marco de lo que se denominó la crisis de los cayucos”, señala Lara.

“Pese a este incremento –incide el representante de Apdha en Cádiz– la cifra de llegadas no avala los discursos alarmistas difundidos por determinados partidos políticos calificando la situación de ‘invasión’ o ‘avalancha’ para justificar sus propuestas xenófobas. Son discursos que, sencillamente, no se sostienen”.

Bajo esta misma premisa, Lara ha indicado que “un país de 46 millones de habitantes puede gestionar perfectamente la llegada de 60.000 personas sin dificultad alguna. 60.000 personas que ni siquiera llegarían a completar el aforo del estadio Santiago Bernabeu, por poner un ejemplo. Es una cifra que resulta ridícula si la comparamos con las personas refugiadas que acogen países como Turquía, con 3,5 millones, Uganda y Pakistán, con 1,4 cada uno, o Líbano, con 1 millón”.

El informe migratorio de la Apdha recoge además que para las personas migrantes subsaharianas, España es en realidad un país de tránsito. “No vienen para quedarse. Emigran a otros países de Europa”, dice Lara.

Respecto a las causas que han dado lugar a este incremento en las migraciones durante 2018, el balance de la Apdha habla de un “efecto huida”. “El bloqueo de las rutas del este y centro del Mediterráneo, la situación en Libia, la crisis social y política que atraviesa Marruecos y la continuidad de la situación sin perspectiva de buena parte del África Subsahariana explican la subida de la llegada de pateras a las costas españolas”.

Del total de 64.120 personas que entraron el año pasado en España de forma irregular, 57.537 lo hicieron por vía marítima entre los meses de junio y noviembre, con un pico en el mes de octubre, que registró 9.770 llegadas. Como en años anteriores, especifica el estudio, Andalucía encabeza el número total de entradas con 51.711 personas. Por provincia, Cádiz es la que ha recibido más inmigrantes por vía marítima de toda España con 20.084 personas (el 31% del todas las llegadas), lo que significa una media de 55 personas diarias.

En cuanto al número de embarcaciones, a Cádiz arribaron el año pasado 1.025. “En la zona del Estrecho, la media de ocupación está en torno a 20 personas por patera. Y ello porque continúan usándose medios extraordinariamente precarios como pequeñas balsas o toys, tablas de surf, hidropedales o ruedas neumáticas”, ha enumerado Lara.

Según la investigación desarrollada por Apdha, del total de 64.120 inmigrantes que alcanzaron la Frontera Sur el año anterior, 7.053 (el 11%) eran menores.

La cifra de fallecidos es “estremecedora”:1.064 personas perdieron la vida en 2018 en su intento de llegar a nuestro país. 146 murieron en el Estrecho. 85 en las costas gaditanas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios