Provincia de Cádiz

El plante de los críticos permite a Cabaña salir airoso del comité

  • El cónclave socialista aprueba por asentimiento su lista tras decidir el sector griñanista ausentarse en desacuerdo con la elaboración de la candidatura · "Sabían que iban a perder", les responde Cabaña

Comentarios 10

La ejecutiva provincial del PSOE que dirige Francisco González Cabaña consiguió ayer su propósito de sacar adelante sus candidaturas al Congreso de los Diputados y al Senado de cara a las elecciones generales del 20-N. Lo hizo por asentimiento, sin ningún voto en contra, pero dejándose muchos cadáveres por el camino, en concreto los del sector crítico, cuyos representantes optaron en bloque por no acceder al interior del hotel de Chiclana en el que se celebró el cónclave socialista en desacuerdo con el proceso de elaboración de estas candidaturas.

La división latente en el PSOE de Cádiz era una obviedad desde hace muchos meses. Pero la novedad de la jornada de ayer estuvo en que los críticos se quitaron al fin sus caretas y sus mordazas y no escatimaron críticas contra la dirección del partido en Cádiz. "Cabaña no ha querido escuchar la opinión de las bases", "ha llevado el desánimo a la militancia al elaborar unas candidaturas sin tener en cuenta la opinión de las asambleas locales", "Cabaña sigue sin hacer un análisis serio de los resultados electorales de las municipales" y "parece que no se ha dado cuenta de que su etapa en política ya ha terminado" fueron sólo algunos de los mensajes que dijeron públicamente ante la prensa dirigentes como Fernando López Gil, portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de San Fernando, Manuel García, exalcalde de Chipiona, y Antonio Jesús Verdú, exregidor de Vejer, quienes dijeron representar a una "parte importante" del PSOE de Cádiz.

La respuesta por parte de Cabaña no se hizo esperar. Así, y una vez aprobada las candidaturas socialistas al Congreso y al Senado, el máximo responsable del PSOE en la provincia acusó a este sector crítico de "faltar el respeto al resto de los compañeros con la única intención de demoler el partido". "Echaron cuentas y como sabían que iban a perder la votación en el comité, porque son minoría en el PSOE de Cádiz, por eso han montado toda esta pantomima. Pero de esto se van a arrepentir porque ellos, con su actitud de hoy (por ayer), serán responsables en el caso de que el partido obtenga unos malos resultados el 20-N", apostilló el también alcalde de Benalup-Casas Viejas y portavoz socialista en la Diputación.

Gracias al plante del sector griñanista de la provincia, Cabaña logró sacar adelante sus candidaturas. La del Congreso, como se sabía de antemano, estará liderada por el expresidente de la Junta de Andalucía y actual vicepresidente del Gobierno, Manuel Chaves, y tendrá en sus siguientes puestos a Mamen Sánchez, el propio Francisco González Cabaña, Salvador de la Encina y la ubriqueña Isabel Gómez. El secretario general del PSOE de Cádiz indicaba ayer que finalmente optó por "cederle" el segundo puesto a la diputada jerezana "porque ya ocupó ese puesto en 2008 y porque lo ha hecho muy bien".

La lista al Senado, por su parte, estará encabezada inicialmente por Juan Cornejo, aunque el actual senador y miembro de la ejecutiva regional del partido, ausente en el comité de ayer, aún no ha comunicado si acepta o no este puesto. En el caso de renunciar, el comité autorizó ayer a su secretario general a cubrir su vacante en esta candidatura a la Cámara Alta.

Cabaña precisó ayer que estas listas para las elecciones generales del 20-N "cumple todos los requisitos marcados por la ejecutiva federal del partido" y, aparte de su aprobación por asentimiento en el comité, destacó que en la reunión previa de la ejecutiva provincial, y mediante votación secreta, esta propuesta de listas salió adelante con el respaldo del 79,5% de sus representantes.

Esta última puntualización la realizó Cabaña al término de la reunión de la ejecutiva provincial y justo antes de que se iniciara el comité. Al mismo accedieron dirigentes socialistas a quienes mucho sitúan en el sector crítico o griñanista, como Rafael Román, Manuel Jiménez Barrios o Carlos García Caballero, entre otros. Sin embargo, una treintena de cargos socialistas se reunían en ese mismo momento en el exterior y decidían no acceder al mismo. Entre ellos estaban, aparte de los ya citados López Gil, Verdú y Manuel García, otros dirigentes como la exalcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, junto con otros militantes de la agrupación jerezana; el actual regidor de Algodonales, Ángel Acuña; el secretario general del PSOE de San Fernando, Jaime Armario; la diputada provincial María Naval y la exdiputada provincial Tatiana Sánchez.

En una rueda de prensa improvisada los tres portavoces de este sector crítico anunciaron su intención de elaborar en los próximos días un manifiesto conjunto que será remitido a las direcciones federal y regional del partido con la intención de que estos órganos de dirección anulen las candidaturas aprobadas ayer.

López Gil, Verdú y Manuel García quisieron dejar claro que el sector del partido que representan respalda la presencia al frente de la lista de Manuel Chaves, aunque no comparten el resto de las candidatura. "Si hemos decidido no participar en el comité es porque no queremos votar en contra de una lista en la que esté Chaves, porque para nosotros es un orgullo que nos represente. Pero entendemos que el resto de la candidatura se ha confeccionado de espaldas a la opinión de la militancia que ha hablado en las asambleas locales", subrayó el que fuera candidato socialista a la Alcaldía de San Fernando en las elecciones municipales de mayo.

Opinan estos tres dirigentes que en esas asambleas locales "las bases del partido han pedido un cambio de personas, un cambio de discurso y un cambio de actitudes. Pero nada de eso ha sucedido porque han vuelto a imponer a las mismas personas de siempre".

El sector crítico precisó ayer que de los 250 miembros del comité provincial sólo estuvieron acreditados 118, lo que supone apenas el 47%. La ejecutiva provincial, por su parte, hizo una lectura diferente afirmando que se acreditaron 149 dirigentes y que 133 de ellos accedieron a la sala.

Al comité no asistieron, entre otros, Francisco Menacho, Juan Cornejo, Irene García o Manuel Chaves, que volverá a ser el número uno de la lista del PSOE de Cádiz al Congreso tras 22 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios