Crimen en Chiclana “Ella lo asesinó con el rodillo de amasar”

  • La Fiscalía pide 20 años de prisión para una mujer que mató a su marido en Chiclana tras golpearle en la cabeza y clavarle un cuchillo en el cuello. Después confesó el crimen a su vecino, un guardia civil jubilado

Agentes de la Guardia Civil franqueando el domicilio de Huerta del Rosario, en 2018, durante el levantamiento del cadáver.

Agentes de la Guardia Civil franqueando el domicilio de Huerta del Rosario, en 2018, durante el levantamiento del cadáver. / Sonia Ramos

La Fiscalía solicita 20 años de prisión para una mujer acusada de asesinar a su marido en Chiclana en septiembre de 2018. El fiscal sostiene que “ella lo asesinó con un rodillo de amasar”, con el que le golpeó la cabeza mientras dormía en repetidas ocasiones para después clavarle un chuchillo de cocina de unos 14 centímetros de hoja en el cuello. Asimismo, el escrito de calificación fiscal recoge que la encausada confesó el crimen a un vecino, un guardia civil jubilado.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía detallan que la acusada, de 42 años de edad a la fecha de los hechos, mantenía una relación (análoga a la matrimonial) con la víctima, fruto de la cual tuvieron dos hijos. La familia convivía en una vivienda situada en Huerta del Rosario, Chiclana.

El 20 de septiembre de 2018, prosigue el fiscal, el hombre descubrió una infidelidad por parte de su mujer, lo que provocó desde ese momento “una situación de tensión y desasosiego en la pareja”.

No obstante, y tras diversas discusiones y mutuas faltas de respeto, el 26 de septiembre de 2018 ambos decidieron “darse una nueva oportunidad”. Ese día, precisa la Fiscalía, mantuvieron relaciones sexuales, aunque después él “volvió a insultarla”, razón por la que ella se marchó del dormitorio mientras que el hombre se quedó en la cama acostado, boca abajo y con la cabeza girada hacia la derecha.

Sobre las 18:00 horas de ese mismo día, la procesada cogió un rodillo de madera de amasar y, con ánimo de acabar con la vida de su marido, aprovechó que éste dormía para golpearlo “repetidamente” y “desde atrás en la cabeza”.

Asimismo, prosigue la calificación fiscal, la acusada cogió un cuchillo de cocina de unos 14 centímetros de hoja y se lo clavó a la víctima en el cuello. Después usó nuevamente el rodillo y agredió otra vez a su pareja en la cabeza, en la mano izquierda y en el abdomen, además de colocarle el utensilio de madera en el cuello ejerciendo presión contra el mismo para asfixiarlo.

El fiscal solicita también la retirada de la patria potestad

Como consecuencia de la agresión, el marido sufrió un importante traumatismo craneoencefálico abierto con hemorragia subaracnoidea generalizada así como hemorragia externa e interna secundaria a la acción del arma blanca, “que le condujeron a la muerte, la cual fue acelerada por la utilización de un mecanismo de asfixia”, señala la acusación pública, que especifica, además, que la víctima “no presentaba ninguna lesión defensiva”. “Tampoco la acusada presentaba ninguna lesión derivada de la defensa de su pareja”.

Antes de que fuese descubierto el suceso, la procesada acudió al domicilio de su vecino, un agente de la Guardia Civil jubilado, y le dijo que había matado a su marido.

Con base a esta versión de los hechos, la Fiscalía considera que la mujer es responsable de un delito de asesinato en el que concurre, de un lado, la agravante de parentesco y, de otro, la atenuante de confesión.

Además de la pena de 20 años de prisión, el fiscal solicita la retirada de la patria potestad respecto a los dos hijos.

Por último, la acusación pública plantea que la procesada indemnice tanto a los menores, en la cantidad de 110.000 euros a cada uno, como los padres de la víctima, en la cantidad de 20.000 euros a cada uno.

Este caso será juzgado por un jurado en la Audiencia Provincial de Cádiz y  aún no tiene fecha para su celebración.

La mujer se encuentra privada de libertad de manera provisional y sin fianza hasta que tenga lugar la vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios