Consecuencias del coronavirus Dragados Offshore reabre este viernes tras reincorporar a parte del personal afectado por el ERTE

  • La compañía irá incorporando progresivamente a los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo

Toma de temperaturas a operarios en el acceso de Dragados Offshore.

La Bahía de Cádiz va recuperando tímidamente la actividad industrial. Dragados Offshore ha reabierto este viernes sus puertas casi un mes después de presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 350 trabajadores fijos y eventuales por el impacto de la epidemia de coronavirus.

La compañía ha reincorporado este viernes a 89 trabajadores de la plantilla afectada por el ERTE, unos 60 en el turno de mañana y el resto en el de tarde, según han indicado fuentes sindicales, aunque se prevé que a medida que pasen los días vuelvan más trabajadores, incluidas subcontratas, a sus puestos de forma progresiva. Las instalaciones han sido desinfectadas y se ha implantado un protocolo de seguridad en el que entre otras medidas, reorganiza los turnos para evitar la coincidencia de muchos trabajadores y establece distancias mínimas de seguridad.

Dragados Offshore ya ha finalizado la construcción de las dos estructuras encargadas por Total E&P Danmark A/S, una filial de la petrolera francesa Total, anteriormente Maersk Oil & Gas, para el campo proyecto Tyra Future Development. Se trata de dos jackets sobre las que se instalarán dos plataformas que darán servicio a este campo de hidrocarburos. Las estructuras se encuentran listas para ser entregadas.

Además, trabaja actualmente en un proyecto emblemático fruto de su colaboración con Siemens: la construcción y entrega de la plataforma de conversión HVDC (acrónimo en inglés de Corriente Continua de Alta Tensión) para el proyecto Dolwin 6, un parque eólico situado en aguas de Alemania en el Mar del Norte y que desarrolla Tennet, empresa pública holandesa que gestiona que gestiona redes no sólo en Países Bajos sino también en el norte de Alemania.

La estructura está formada por unos pilotes de 3.300 toneladas que sustentarán unas jackets de 4.200 toneladas, sobre la que se instalará una plataforma de 11.000 toneladas. Su construcción supone más de 3,5 millones de horas de trabajo y la fecha de entrega está fijada para mayo de 2023. 

Dragados Offshore es responsable del diseño, suministro, construcción, transporte e instalación de la plataforma y la ‘jacket’. Por su parte, Siemens se encarga del diseño y suministro de los equipos de los equipos HVDC tanto de la subestación offshore como de la situada en tierra. Actualmente, el proyecto se encuentra en su fase de fabricación.

Con la vuelta al trabajo de Dragados, ya sólo falta Navantia por retomar su actividad entre las grandes industrias de la Bahía. Airbus reabrió sus dos factorías gaditanas el pasado lunes aunque la actividad está muy por debajo del nivel precrisis por las medidas anticoronavirus y la reducción de la producción de la división comercial en un tercio para acomodarse a la caída de la demanda. Por su parte, Navanta prevé retomar este lunes la reparación de la fragata 'Navarra', que se encuentra en un dique seco de Cádiz y que quedó suspendida por la declaración del estado de alarma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios