Campaña La importancia de una buena higiene de manos para evitar problemas de salud

  • Los colegios profesionales de Farmecéuticos, Médicos y Odontólogos ponen en marcha, junto con la Consejería de Salud y Familias, una campaña que promueve el lavado de las manos para prevenir enfermedades infecciosas

De izquierda a derecha, Ángel Carrero, Isabel Paredes, y Ernesto Cervilla en la presentación de la campaña. De izquierda a derecha, Ángel Carrero, Isabel Paredes, y Ernesto Cervilla en la presentación de la campaña.

De izquierda a derecha, Ángel Carrero, Isabel Paredes, y Ernesto Cervilla en la presentación de la campaña. / Jesús Marín

Algo tan sencillo como lavarse las manos, y hacerlo de forma correcta, puede evitar muchos problemas de salud, ya que hay enfermedades que se transmiten a través de esta parte del cuerpo. Entre ellas, resfriados y gripes en esta época del año, hepatitis A y patologías relacionadas con la alimentación, como diarreas y salmonella, entre otras.

Para concienciar y sensibilizar a la población sobre la importancia de cuidar la higiene de las manos como vía fundamental para proteger la salud y prevenir la transmisión de enfermedades infecciosas y el contagio a otras personas, se ha puesto en marcha la campaña La higiene en tus manos, una iniciativa en la que participan de forma conjunta los colegios profesionales de Farmacéuticos, Médicos y Odontólogos de Cádiz, dentro de su colaboración con el Programa Pirasoa de la Consejería de Salud y Familias -un plan integral de prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y uso apropiado de los antimicrobianos-.

La campaña se ha presentado este martes en el Colegio de Farmacéuticos de Cádiz, en una rueda de prensa en la que han participado el presidente de esta institución, Ernesto Cervilla; el presidente del Colegio de Dentistas, Ángel Carrero, y la Delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes.

Carrero destacó que algo tan sencillo, "que parece una tontería", como es lavarse las manos no solo puede evitar enfermedades, sino también muchas muertes. Al respecto, Isabel Paredes detalló que según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos causaron 33.000 muertes en 2015 en Europa -una cifra que supone un impacto similar al que resulta de sumar gripe, sida y tuberculosis-. En España, el número anual de muertes atribuibles a infecciones por bacterias resistentes asciende a 3.000, según los datos del Registro de Actividad de Atención Especializada (CMBD). En Andalucía, se estima que más de 500 personas mueren al año por infecciones por bacterias resistentes, de las que más de 70 serían de la provincia de Cádiz en el último año.

Ernesto Cervilla señaló que entre los factores que aumentan las infecciones por bacterias resistentes y aceleran el proceso de resistencia a los antibióticos se encuentran, además del mal uso de estos medicamentos, las deficiencias en materia de prevención y control de infecciones, como es el caso de la higiene y cuidado de las manos.

Para transmitir la importancia del lavado de manos y recuperar la costumbre que, según Cervilla, se ha perdido, de realizar este acto al llegar a casa, antes de comer y después de determinadas acciones, se repartirán dípticos en las farmacias. Asimismo, se ha puesto en marcha la web lahigieneentusmanos.es en la que los ciudadanos pueden encontrar información sobre la necesidad de lavarse las manos, cómo debe realizarse de forma correcta esa higiene (tanto con jabón como con solución hidroalcohólica), cuándo deben lavarse, así como los malos hábitos que se cometen con más frecuencia. También está previsto que esta campaña se difunda en los colegios.

Entre los malos hábitos que se destacan en la web de la campaña, están lavarse las manos demasiado rápido, limpiarse solo con agua, secarse con una toalla usada o con la ropa, y pensar que no hace falta lavársela antes de comer si se va a hacer con cubiertos. Y recomienda lavarse las manos cada vez que estén sucias, antes y después de ir al baño, después de usar dinero, tras taparse la boca después de estornudar o toser, tras tocar las mascotas, antes y después de cocinar o servir la comida, antes y después de comer, después de tocarse la boca o los ojos, tras tirar la basura, tras mantener relaciones sexuales, después de entrar en contacto con un enfermo, después de tocar cualquier objeto que haya tocado un paciente con hepatitis A, antes y después de cambiar pañales, al llegar a casa de la calle y al acabar la jornada laboral.

Esta iniciativa está dirigida igualmente a los profesionales sanitarios, con el objetivo de fomentar la adherencia de estos a la higiene correcta de las manos y para prevenir posibles infecciones que se transmiten por la asistencia sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios