Buzo desaparecido en Los Caños Un familiar localiza el cuerpo de Luis Díaz: "Ya está con nosotros"

  • Luis Miguel, que salió en kayak, divisó a su concuñado en la zona que desapareció hace más de una semana tras salir a practicar pesca submarina

Familiares de Luis se abrazan en el puerto de Barbate, junto a los agentes que han trabajado en el dispositivo. Familiares de Luis se abrazan en el puerto de Barbate, junto a los agentes que han trabajado en el dispositivo.

Familiares de Luis se abrazan en el puerto de Barbate, junto a los agentes que han trabajado en el dispositivo. / Manuel Aragón Pina

Como cada día, desde la desaparición de su concuñado Luis Díaz el día 9, Luis Miguel acudía a la zona de rescate. Este miércoles, Luis Miguel divisó un bulto en el agua y poco después se confirmó: era el cuerpo de su familiar, el buzo vejeriego que desapareció cuando practicaba pesca submarina y que durante intensas jornadas no han dejado de buscar.

Unos vecinos le apuntaron que tenían tablas y kayak, y utilizando esta pequeña embarcación ha llegado a la zona, la misma por la que Luis se metió a pescar. Aunque durante estos ocho días en los que se ha rastreado ese lugar, no había nada, su instinto le hizo pensar que sería Luis, ya que lo que divisaba se parecía a los cuerpos que vio flotar cuando naufragó en esa misma zona una patera en la que fallecieron una veintena de personas migrantes.

Luis Miguel, que en muchas ocasiones ha acompañado a su concuñado a pescar con una pequeña neumática que tenía, aseguraba que la zona ha sido rastreada minuciosamente por los efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, y por buzos profesionales estos días. Así que, en su opinión, el cuerpo ha sido arrastrado por las corrientes a mar abierto, y ahora ha sido devuelto al mismo lugar donde fue dado por desaparecido.

Tras darse aviso a la Guardia Civil, una patrullera acudió a la zona para hacerse cargo del cadáver que fue trasladado al puerto de Barbate, donde la autoridad judicial permitía su traslado al Instituto de Medicina Legal de Cádiz para su identificación y posterior autopsia. Desde una zona elevada de la playa de La Laja, el rescate era observado por la mujer, la madre y la suegra de Luis Díaz, que de inmediato se trasladaban al puerto de Barbate.

"Lo importante es que ya está con nosotros"

Este joven asegura que “le ha echado valor”, y se lanzó al mar “para acabar con la pesadilla por la que estábamos pasando desde hace una semana”, asegurando que “yo lo que quería era que apareciera, y la esperanza que teníamos es que saliera a flote”.

Sobre qué le ha podido pasar, asegura que ha tenido que ser “un problema físico”, ya que “no ha intentado quitarse el cinturón de plomo”, por lo que “vamos a esperar a la autopsia para ver que ha pasado”, aunque “lo importante es que está ya con nosotros”.

Luis Miguel ha querido agradecer todo el trabajo realizado en la zona para buscar a Luis, a los voluntarios, a los cuerpos de seguridad, a las personas que han aportado víveres y a los que han querido estar con ellos durante los días que ha durado la búsqueda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios