EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando Semáforos en rojo para dar paso al tranvía

  • El tren-tranvía se prueba en los cruces de la calle Real con las llamadas pruebas de integración 

  • Los recorridos con las unidades en pruebas se coordinan con los semáforos de las intersecciones del trazado

  • El gobierno local retoma la ordenanza de la calle Real

El tranvía circulando en pruebas por la calle Real. El tranvía circulando en pruebas por la calle Real.

El tranvía circulando en pruebas por la calle Real. / Román Rios (San Fernando)

Llevan más de cinco años en ámbar ininterrumpidamente, prácticamente desde que fueron colocados a lo largo del año 2014. Así que a muchos isleños, acostumbrados durante tanto tiempo a cruzar con normalidad por la calle Real, ahora les pilla de sorpresa cuando se topa con uno de los semáforos que regulan las intersecciones del trazado del tranvía en rojo.

Ocurre desde hace ya varias semanas. Y sí, hay que pararse porque forma parte de una nueva fase de las pruebas de este nuevo medio de transporte metropolitano que unirá las localidades de Cádiz, San Fernando y Chiclana.

Son las denominadas pruebas de integración, en las que las unidades del tranvía circulan ayudándose de la señalización tranviaria que está operativa en los cruces, como se ha aclarado desde la Consejería de Fomento y desde la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía.

Es decir, que durante estas pruebas que ahora se están llevando a cabo se están reproduciendo lo que llaman "los ciclos semáforicos de la explotación". Es algo elemental: el tranvía tiene prioridad de paso a lo largo de todo el trazado, que en el caso del término municipal isleño discurre por toda la calle Real; así que los semáforos que regulan las intersecciones –que hasta hace poco estaban colocados pero sin uso– se pondrán en rojo para facilitar el paso de este medio de transporte. Ocurre también en las rotondas que el tranvía atraviesa a su paso como las de la Venta de Vargas o la del nudo de La Ardila.

Aunque a veces también los conductores pueden encontrarse con estos semáforos en rojo porque se están llevando a cabo "ajustes de los ciclos semafóricos" sin que el tranvía, necesariamente, esté pasando a modo de prueba. Aclara la Junta de Andalucía que estos ajustes son necesarios "para la óptima convivencia en cruces entre el tranvía y el tráfico motorizado".

Esta fase de integración –apostilla la Junta– lleva ya unos meses, aunque ahora que las pruebas del tranvía se han intensificado han cobrado una mayor relevancia.

Verdaderamente, no son pocos los isleños a los que todavía les sorprende toparse con el semáforo en rojo cuando se disponen a cruzar por la calle Real, algo que resulta bastante normal después del tiempo transcurrido a la espera de la puesta en marcha de este proyecto.

Es, de hecho, uno de los problemas que el tranvía tiene que sortear durante las pruebas que se están llevando a cabo ya prácticamente con una periodicidad diaria: que los isleños no están acostumbrados y que, además, se han habituado a hacer uso de toda la plataforma de la calle Real con total normalidad después de más de diez años de obras.

De ahí que de nuevo se haya puesto en evidencia la necesidad de contar con una ordenanza reguladora del tráfico en la calle Real, una asignatura pendiente que se arrastra desde el anterior mandato por la falta de apoyo político pero que ahora –tras el pacto de gobierno entre PSOE y Cs que les da la mayoría– tiene el camino despejado para salir adelante sin problema alguno.

En esta ordenanza de la calle Real, aclaran desde la delegación de Tráfico y Movilidad que ahora gestiona Cs, se está trabajando, aunque la prioridad es otra normativa: una nueva ordenanza general de tráfico "que va a salir en breve" y de la que se están ultimando los flecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios