PUERTO REAL

Las terrazas de Amargura quedan prohibidas un día después de autorizarse

  • El Ayuntamiento ha trasladado a los empresarios que solo podrán montarlas cuando obtengan formalmente la licencia

  • La amenaza de denuncia de algunos vecinos de la zona han hecho al Consistorio replantearse la medida

Uno de los hosteleros de Amargura prepara la terraza para la apertura Uno de los hosteleros de Amargura prepara la terraza para la apertura

Uno de los hosteleros de Amargura prepara la terraza para la apertura / C.P. (Puerto Real)

Poco ha durado el respiro que los hosteleros de la calle Amargura, principalmente, tuvieron al conocer que la peatonalización temporal que el Ayuntamiento de la ciudad había establecido durante el estado de alarma se podría prolongar durante el resto del verano.

Este jueves, todos los acuerdos que se habían alcanzado el martes quedaron en papel mojado. A primera hora de la mañana, el Ayuntamiento se vio obligado a dar marcha atrás en la decisión y a comunicar a los hosteleros afectados que desde ese mismo momento el acuerdo se rompía y no podían volver a montar en la calle ni terrazas ni veladores.

El motivo ha sido las quejas de algunos vecinos de la zona que han manifestado al Consistorio su intención de presentar una denuncia formal en el caso de que se continúe autorizando la instalación de unas terrazas que, por el momento, carecen de licencia. El Ayuntamiento pretendía alargar una excepcionalidad que estaba vinculada al Decreto de estado de alarma, con la idea de que los empresarios que no disponían de terrazas pudiesen instalarlas y minimizar el impacto que la crisis sanitaria está teniendo en sus negocios.

Para ello fue necesario peatonalizar algunas calles como Amargura (entre Ancha y La Palma) o Nueva (entre Ribera del Muelle y Amargura). Aunque no han existido problemas legales en la peatonalización, sí lo hay en las licencias de terrazas de la que estos locales carecen debido a la premura de la decisión.

Desde el Ayuntamiento de Puerto Real, a través del área de Urbanismo, se acordó con los empresarios que la medida sería temporal. De hecho, la fecha límite era el pasado martes. Ese mismo día, tras las quejas de los hosteleros que veían peligrar sus negocios si la actividad se limitaba solo al interior de los locales, se celebró un encuentro entre Ayuntamiento y los empresarios. En el se acordó que podrían seguir usando estos espacios, siempre y cuando iniciasen el proceso para obtener la licencia.

Sin embargo, apenas horas después, se ha optado por no permitir la instalación de terrazas hasta obtener la licencia, ante el riesgo de una denuncia y por no poder ampliar una medida extraordinaria fuera del estado de alarma. Aunque el compromiso municipal es agilizar el trámite todo lo posible, a estas altura del verano se hace muy complicado que la obtengan a tiempo para salvar la temporada estival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios