CARNAVAL DE PUERTO REAL

El veneno del Carnaval ya corre por las calles

  • El puertorrealeño Javi Bohórquez pregonó el carnaval de la Villa con la figura de Aragón presente

  • La Eterna Banda del Capitán Veneno le acompañó

El Carnaval de Puerto Real saldó este jueves una deuda. Tenía pendiente el reconocimiento a uno de los puertorrealeños más destacados dentro del ámbito carnavalesco. Javi Bohórquez ha sido, y sigue siendo, estandarte de las chirigotas y comparsas más laureadas de las últimas décadas y fiel escudero del Capitán Veneno, muy presente en la apertura de la fiesta en la calle.

Javier Bohórquez durante el cortejo del pregonero Javier Bohórquez durante  el cortejo del pregonero

Javier Bohórquez durante el cortejo del pregonero / C.P. (Puerto Real)

Pero antes de que ‘El niño de La Marina’ –así se conoce a Bohórquez en Puerto Real- ofreciese su pregón, en el escenario de la Plaza de Jesús se celebró el acto de Proclamación de la Piñonera Mayor, Silvia Bernal, y Piñonero Mayor, Daniel Díaz,  y sus respectivas cortes. Se recuperaba un acto que había salido de la programación de Carnaval en los últimos años. Todos recibieron la distinción de manos de la alcaldesa, Elena Amaya, y el edil de Fiestas, Alfredo Fernandez, que acudieron al evento vestidos de época. La alcaldesa aprovechó para desear a todos un feliz carnaval y poner de manifiesto los esfuerzos del Ayuntamiento para recuperar una fiesta dormida en la Villa.

Elena Amaya y Alfredo Fernández, junto a los Piñoñeros y Piñoneras Elena Amaya y Alfredo Fernández, junto a los Piñoñeros y Piñoneras

Elena Amaya y Alfredo Fernández, junto a los Piñoñeros y Piñoneras / C.P. (Puerto Real)

Remontándose al año 1978 arrancó Bohórquez su pregón. Con sus primeros recuerdos del Carnaval viendo al coro 'Aires de mi tierra' en la Plaza Madre Loreto, donde se crió. “Su majestuosidad y su empaque me dejaron embobado, no podéis imaginar la cara de flipao”, dijo. Así fue como empezó a aprender del Carnaval, en la calle, porque “a pesar de ser un género musical genuino y cultural de Cádiz nunca me lo enseñaron en el colegio”, soltando así su primera crítica’ y animando a Puerto Real a que, como Cádiz, cree el carnaval en la escuela.

Él bebió de ‘Los Corsarios’ y ‘Los chivatos de la marina’, “de la fuente del veneno más libre y puro que puedas beber”. Y así daba paso a una parodia en la que participó el cuartetero Ángel Gago acompañado de sus hijos, que ya “han tomado la alternativa”. Y tras ellos, su comparsa. La antología de Juan Carlos Aragón, 'La Eterna Banda del Capitán Veneno', estuvo muy presente el el pregón de su compañero. Ellos regalaban la primera copla con la presentación de 'Los comparsistas se la dan de artistas'.

Una de las actuaciones de La Eterna Banda del Capitán Veneno Una de las actuaciones de La Eterna Banda del Capitán Veneno

Una de las actuaciones de La Eterna Banda del Capitán Veneno / C.P. (Puerto Real)

Bohórquez fue crítico: “Puertorrealeño, si te duele tu tierra, defiéndela”, grito a la Plaza.¿Cómo pude haber más disfraces en Halloween que en nuestro Carnaval?”, preguntó arrancando el aplauso del público. Recordó en su pregón a Carbú, al Wiki, Bolaños, Antonio García, Zorrilla, Vicente Lozano o Pepe Alcedo, su primer autor junto a Salvador Tejonero, hace ya más de 30 años, “cuando arrancó esta bendita locura”, dando pie al pasodoble ‘Me han dicho que la locura’, de 'Los Ángeles Caídos'. Le siguieron letras de 'Los Ladrones' o 'El Golfo de Cádiz', con el recordado ‘Cállate’, para recordar que la fiesta es “un altavoz para denunciar las injusticias de los poderosos contra su pueblo”.

La figura de Juan Carlos sobrevoló todo su pregón. “A pesar del dolor por los que se fueron, seguimos resistiendo por ellos. Resistiendo y cantando contra las injusticias, contra la represión... Porque Cádiz y su provincia resiste Cantando. Como ellos nos enseñaron”, recitó el pregonero antes de que arrancara la presentación de ‘La Gaditaníssima’.

La mujer también ocupó un papel importante en el pregón. Recordó a “la primera valiente en subirse a un escenario en Carnaval’, la puertorrealeña Alfonsa Jiménez, en los coros ‘Los Granaderos del reino’ (1959) y ‘Los Pregoneros de las fiestas gaditanas’ (1960), de Pedro Álvarez Hidalgo. “Cuánto te debemos, Alfonsa. Las carnavaleras de esta fiesta siempre te estarán agradecidas y un trocito de ti va con ellas cada febrero”. Aprovecho entonces para pedir al concejal de Fiestas “su nombre grabado para siempre con alguna distinción del carnaval de su pueblo. ¡Y ahora que está viva!”. Como homenaje a la mujer puertorrealeña en Carnaval, el pregonero quiso compartir escenario con la comparsa infantil ‘El Amarre’, que ofreció un pasodoble dedicado a Juan Carlos Aragón.

Y en un recuerdo a la mujer no falto el de su madre, Ana Gutierrez, que presenciaba entre el público las palabras de un hijo agradecido. “La que sufrió mis noches de ensayos lloviendo a mares y deseando que llegara a casa. La que me repetía que dejara el Carnaval y me pusiese a estudiar que esto no me daría nada. Mira, mamá, tan mal no ha salido. Aquí estoy pregonando a mi pueblo”.  Y el homenaje siguió con coplas, con el pasodoble a la madre de ‘Los Mafiosos’.

Aunque la fiesta ha dado mucho a Javi Bohórquez tiene claro que lo mejor que sacó fue a su mujer y madre de su hijo. “Hoy quiero pregonar públicamente que te quiero. Y quiero recordar cantando que yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales”. Así daba pie a otra de las letras para la historia de Juan Carlos Aragón.

Los recuerdos volvieron a la mente del pregonero con sus primeras agrupaciones en Puerto Real: ‘Los Dormilones’, El Rey Arturo y su corte’, su primer tango con el coro de Puerto Real, o en agrupaciones  con Sema, Suárez, Luis Ripoll o El Libi. Fue entonces cuando muchos de los que le acompañaron entonces se subieron al escenario para recordar a Juan Carlos Aragón. “Siempre fueron mis amigos, y ahora que la vida me arrancó a mi capitán, mis amigos de toda la vida le dedican una canción”. El escenario se llenó de carnavaleros para uno de los homenajes más sentidos de la noche, en forma de pasodoble.

Antes de llegar al final, un recuerdo para quienes en este 2020 “grabarán su nombre con letras de oro en la historia del carnaval puertorrealeño”, refiriéndose a la chirigota de los impacientes que  aparecieron en el escenario para también regalar sus coplas.

Chirigota de Puerto Real 'No aguantamos más vamos de impacientes' Chirigota de Puerto Real 'No aguantamos más vamos de impacientes'

Chirigota de Puerto Real 'No aguantamos más vamos de impacientes' / C.P. (Puerto Real)

“Puerto Real, bañado por las aguas azules de la Bahía. Custodiado por sus tres centinelas: San Sebastián, San José y la Victoria. Al norte, El Trocadero da cobijo a la flota marina de barcas. Al sur, las salinas impregnan de yodo purificador la playita de la Cachucha”. Poesía de Bohórquez para despedir el pregón y abrir el Carnaval de la calle.

“Y para bendecir los carnavales quiero cantar junto a mi pueblo el himno de los carnavaleros: El Credo. La oración de carnaval escrita por el Capitán Veneno”. Y así, con una abarrotada plaza acompañando a la banda, se abría el carnaval de la calle.

Coro '¡Manos Arriba!' durante el carrusel de coros Coro '¡Manos Arriba!' durante el carrusel de coros

Coro '¡Manos Arriba!' durante el carrusel de coros / C.P. (Puerto Real)

Después del pregón, las primeras coplas se escucharon en la calle y se hizo a ritmo de tango. En Puerto Real, tierra corista sin discusión, había ganas de carrusel de coros y este año se recuperó. Rozando las diez de la noche el carrusel partía de la Plaza de Correos, con la participación del coro 'La Colonial', ganador del primer premio del COAC de Cádiz, y el coro ¡Manos arriba! (cuartofinalista), para recorrer toda la calle De la Plaza para llegar hasta la Plaza de Jesús donde se siguió disfrutando de una batalla de tangos, antes de que arrancase la primera noche de baile de disfraces.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios