Vanesa Beltrán (PP) | Alcaldesa de Prado del Rey

“Necesitamos empleo y una economía sostenible para que la gente no se marche”

  • Es la primera mujer alcaldesa del pueblo y cuenta con una trayectoria de ocho años como mano derecha del exregidor popular, José Ramón Becerra. El PGOU es su reto más inmediato

La alcaldesa de Prado del Rey, Vanesa Beltrán, posa en el balcón del Ayuntamiento La alcaldesa  de Prado del Rey, Vanesa Beltrán, posa en el balcón del Ayuntamiento

La alcaldesa de Prado del Rey, Vanesa Beltrán, posa en el balcón del Ayuntamiento / Ramón Aguilar

Lo primero que llama la atención al subir las escaleras de la primera planta de la Alcaldía es ver el rótulo encima del la puerta de un despacho que pone ‘teniente de alcaldesa’ y a escasos metros otro rótulo, en otro despacho, que pone ‘alcaldesa’. Son los nuevos aires que corren por el Ayuntamiento de esta localidad, donde la popular Vanesa Beltrán, gobierna con mayoría absoluta. Beltrán, que fue edil de las finanzas durante ocho años del ex alcalde José Ramón Becerra (PP), es la primera alcaldesa mujer de la historia de este municipio. Con una lista renovada y rescatando a dos mujeres políticas del extinto CDS, confía en sacar adelante el PGOU como herramienta para el desarrollo industrial local.

–¿Cómo se siente siendo la primera alcaldesa mujer de la historia de este municipio?

–Orgullosa. Las mujeres tenemos que formar parte del mundo empresarial y de la política. Y representar a mi pueblo me da cada día más ganas para conseguir objetivos y decir que aquí estamos para trabajar.

–La primera vez que se presenta como candidata y mayoría absoluta ¿Cómo se asimila eso?

–Al principio mientras te sitúas cuesta. Pero sabía que había hecho un buen trabajo como concejal en mi etapa anterior, volcada con los vecinos y eso me ha ayudado. Creo que ellos son los protagonistas y hay que responder. También es importante la labor económica que se ha hecho, de reducir la deuda a la mitad, que es un logro, aunque queda por hacer. Organicé una candidatura buena a las elecciones, que cumpliera con los objetivos que me he marcado para cada concejalía y eso me ha ayudado.

–¿Qué panorama económico se encontró cuando entró en 2011 como edil del PP y cómo está ahora?

–Entré en junio de 2011 y en agosto no se podían pagar las nóminas por la deuda de los gobiernos anteriores. Hasta cinco nóminas. A día de hoy, sobre el 28, se está pagando a los trabajadores. Para mí es un avance importante. Es fundamental que la plantilla esté contenta. Teníamos todas las cuentas embargadas por deudas bancarias, sentencias judiciales…Yo decía ¡Dios mío, dónde me he metido! El primer año como concejal fue muy duro, no sabíamos cómo obtener dinero. Íbamos a pedir adelantos a Diputación y nos decían que ya se había adelantado todo lo que había. Entonces te ves abordada a una situación que no sabes ni cómo sobrellevar. Aguantamos el tirón, mantuvimos reuniones con los trabajadores para transmitirles que confiaran y chapó por ellos, que tuvieron mucha paciencia.

–¿En qué punto está, le dará tiempo en estos cuatro años a estabilizar las arcas municipales?

–Hay mucho trabajo por delante. La deuda total que arrastramos asciende a 7 millones de euros, el presupuesto es de 2 millones, que prácticamente se va en nóminas, y eso que no tenemos una gran partida de personal, que nos cuesta mucho trabajo que las calles estén limpias y el pueblo acondicionado porque la ley no nos permite contratar más de lo que tenemos presupuestado, pero vamos hacia delante. Arrastramos una deuda con la Seguridad Social muy importante, de 2,4 millones de euros. El problema es que al no estar al día perdemos la posibilidad de acceder a las subvenciones. Ahora, me he sentado con Seguridad Social otra vez para llegar a acuerdo. Tendremos que solicitar unos 400.000 euros para ir pagando.

–¿Y eso en la calle se entiende?

–El ciudadano no entiende que haya una problemática anterior que te has topado, quiere que sus calles estén limpias, que haya alumbrado, que haya servicios básicos a la perfección y no entiende que nos tenemos que entrampar con préstamos, que a lo mejor gustan menos, pero que hay que hacer para que el pueblo siga adelante.

–¿Y la polémica pérdida del Profea para el pueblo, que dejó sin jornales a 200 personas y una confrontación entre el Ayuntamiento y la Diputación?

–Esta año habrá Profea. Mientras que yo esté no se va a permitir que se pierda.

–¿Becerra no se presentó a las elecciones por eso?

–No, él vio que su carrera política debía dar un paso al lado y decidió proponerme a mí. Dije que necesitaba buscar un grupo consolidado y con objetivos muy marcados.

–¿Qué debía tener esa lista electoral?

–Uno de los requisitos que impuse fue que había que trabajar por el pueblo, y cuando digo trabajar, es trabajar. Los concejales tenemos que dedicar nuestra vida plenamente al Ayuntamiento cuando estamos en el cargo.

–¿Del anterior equipo, con quién se ha quedado?

–Con dos personas.

–Ha tirado de gente que ya tenía experiencia política y tiene dos concejalas del extinto CDS

–Fueron muy bien valoradas en su época. Hice una renovación muy importante en mi grupo, lo tenía claro.

–¿Qué proyectos hacen falta en este pueblo?

–Empleo y una economía sostenible para que la gente joven, tanto que hablamos de la despoblación, no se marche. Desde este gobierno trabajamos fuerte para sacar el PGOU hacia adelante. Estamos aún con las normas subsidiarias del 91 y entendemos que para el desarrollo del municipio es fundamental. Por eso, llevamos cinco meses con él y lo llevamos ya a pleno. Es un logro porque se refleja el desarrollo del polígono industrial de las Ventillas para enmarcar a Prado del Rey como atractivo empresarial. Hay varios proyectos de empresas fuertes que necesitan terrenos y estamos trabajando para ofrecerlos, que generare puestos de trabajo.

–¿Cree que esta localidad, tradicionalmente muy emprendedora, ha perdido un poco de fuelle respecto a otras?

–Entiendo que Prado del Rey se ha quedado un poco a la cola, pero todo en relación a no tener aún un PGOU, a sectores que se han visto abocados a una crisis. Creo que debemos ir con los tiempos, modernizándonos e ir avanzando.

–¿Enumere otras acciones que son vital para este mandato?

–Otro de los retos es el turismo. A Prado del Rey se le ha comparado con los estudios de televisión de Madrid, nunca ha tenido un nombre propio. Por ejemplo, El Bosque o Grazalema lo tienen y yo lo quiero para mi pueblo, explotar una marca. Es importante contar con la señalización adecuada, que no aparecemos en ningún sitio. Es una cosa que ya he trasladado a todas las administraciones.

–Hablemos de la Feria de la Miel. Hace cinco años no se sabía de puertas para fuera el gran potencial que tienen con la apicultura

–Queremos ser una de las ferias más importantes de la miel. Tenemos la suerte de trabajar con ADA, la Asociación de Apicultores de Andalucía, que está inmersa en el desarrollo de esta muestra. Este año hemos tenido la suerte de tener mucho apoyo de la Junta y de la Diputación y seguiremos fortaleciendo esos lazos para ofrecer una feria que nos identifica.

–Hay otra pata en este pueblo como es el sector marroquinero, ¿tiene algún plan el Ayuntamiento para promocionarlo?

–Aunque Ubrique sea la marca reconocida, también los pradenses somos referente de la actividad marroquinera y aspiramos a construir la nuestra propia. Hay varias empresas de Ubrique interesadas en montar su sede aquí y eso nos va a venir muy bien por lo que reportará en materia de empleo, riqueza. Hemos contactados con unos empresarios importantes para que se instalen en la Ventilla.

–Y por último, lleva medio año como alcaldesa, ¿qué le pide a la oposición en el día a a día?

–Consenso porque trabajar unidos es lo más importante. Ellos tienen muy buenas ideas y nosotros también debemos absorberlas. No podemos abarcarlo todo y necesitamos que nos ayuden. Todo lo que le venga bien al pueblo hay que aprovecharlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios