Homenaje

Manolo Armario, un histórico de la Guardia Civil de Cádiz, se jubila

  • Hasta el último momento ha estado cumpliendo con su misión con su profesionalidad habitual

Un momento del almuerzo de homenaje realizado hoy en San Fernando. Un momento del almuerzo de homenaje realizado hoy en San Fernando.

Un momento del almuerzo de homenaje realizado hoy en San Fernando.

Este viernes ha tenido lugar en el Rincón del Sur de San Fernando una comida en homenaje al guardia civil Manolo Armario, que ha pasado a la situación de reserva tras 35 años de servicio.

Al acto han asistido numerosos compañeros y amigos que han tenido el privilegio de compartir vivencias y servicios y que hoy han querido acompañar a Manolo en este sentido acto.

Durante el encuentro se le han dedicado unas emotivas palabras en las que se ha destacado tanto la profesionalidad demostrada por Manuel, como sus valores como persona. Gran persona, querida y admirada por todos los que le conocen, y donde se ha hecho entrega de un obsequio en reconocimiento a su labor.

Si todas las alocuciones han sido emotivas, la que consiguió emocionarlo de manera fundamental fue la realizada por su grupo operativo de Los Lomos, con los que inició su andadura, primero en el Núcleo de Reserva, allá por el mes de junio del año 1997, para conformar el germen de la Unidad de Seguridad Ciudadana, USECIC-Cádiz, el 31 de enero de 2004, donde ha estado prestando un servicio de marcado carácter operativo, hasta su último día de servicio, cuando el pasado día 18 de octubre, su grupo comenzaba a las 03:30 horas, para realizar entradas, registros y detenciones por un delito de narcotráfico relacionado con la introducción de más de 6.000 kilos de hachís.

A pesar de sus cincuenta y muchos años, no se ha puesto nunca de lado para eludir su compromiso con sus compañeros, con su unidad, con los ciudadanos y con la bandera que hace muchos, muchos años juró defender, y que le ha llevado en los últimos tiempos hasta Cataluña, como parte del contingente gaditano desplazado a esa Comunidad Autónoma en el marco de la denominada Operación Copérnico, siendo uno de los protagonistas de todas esas experiencias dulces y amargas que su Unidad ha vivido junto a él, por un único fin, “ayudar a quien más lo necesita”.

"Manolo, si no hubieras existido….hubiéramos tenido que inventarte", le han comentado sus compañeros a modo de cariñosa despedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios