Provincia de Cádiz

Incertidumbre en el CBC ante la reestructuración de Airbus Defence

  • CCOO se reúne con el Ministerio de Industria para trasladar la inquietud por la situación del sector aeronáutico

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto.

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. / Julio González

La plantilla del Centro Bahía de Cádiz (CBC) aguarda con incertidumbre a que la división militar de Airbus –Airbus Defence & Space– desvele sus planes para reestructurar esta división de la que depende la factoría situada en El Puerto de Santa María. El consorcio aeronáutico ha citado al comité de empresa europeo a una reunión para el próximo miércoles en la que los sindicatos de todo el grupo esperan que presente una propuesta para negociar.

“La situación es de incertidumbre. No puede ser de otra manera porque todos somos conscientes de que el sector aeronáutico no pasa por su mejor momento, especialmente en la división de Defensa y Espacio”, señala el presidente del comité de empresa del CBC, Pedro Miguel Sánchez Marmolejo (CCOO).

Gracias a los traslados a otras plantas y a la aplicación de la bolsa de horas, la factoría portuense ha sorteado por ahora el impacto laboral de la suspensión de la producción del Boeing 737 MAX, en la que la planta participaba con la fabricación de los recubrimientos metálicos de los motores –fan cowl–. “Esa situación la tenemos controlada y estamos pendientes de que Boeing reciba la certificación de vuelo para volver a la normalidad”, señala el presidente del comité de empresa, que destaca que la línea de montaje no se ha parado aunque sí se ha disminuido el ritmo de fabricación.

El problema estriba en los programas militares del consorcio europeo, que son el corazón del CBC. La cadencia del A400M se ha reducido ante la falta de nuevos pedidos. Tampoco hay encargos del C-295, el otro modelo que se ensambla en la línea final de Sevilla-San Pablo y para el que CBC también fabrica componentes. A ello hay que sumar la polémica suscitada por la decisión del Gobierno de designar a Indra y no a Airbus, como socio estratégico en el programa del nuevo caza europeo FCAS.

En ese sentido, los sindicatos tenían la esperanza de traer para Sevilla otra planta de ensamblaje final del A320, aunque fuera un modelo civil, para ganar carga de trabajo, según indica Pedro Miguel Sánchez Marmolejo. Sin embargo, el consorcio aeronáutico decidió instalarla en Toulouse, ocupando la línea de montaje que dejará libre el A380.

Reunión con Industria

La federación estatal de Industria de CCOO, junto con la sección sindical interempresas de CCOO de Airbus, mantuvo este lunes una reunión en el Ministerio de Industria, con el fin de trasladar la inquietud y preocupación de los trabajadores del sector, que ha sufrido también en la división civil el impacto de la cancelación del gigante A380, según indicó el sindicato en un comunicado.

En el encuentro participaron el secretario general de CCOO de Industria, Agustín Martín; el responsable del sector de Defensa, Paco Cuesta; el secretario general Interempresas de Airbus, Francisco San José; y el responsable de acción sindical de CCOO de Airbus, Carlos Benavente.

El sindicato demandó al Gobierno que se implique de forma directa en resolver esta situación y que reclame a la empresa una serie de compromisos que garanticen una carga de trabajo estable en España, al igual que en otros países del Grupo, como Francia y Alemania, para así paliar o mitigar las cancelaciones o bajadas de producción de los programas.

“Estos compromisos deben ser el eje central de las futuras decisiones a tomar, así como equilibrar las cargas de trabajo para minimizar la demencia de un programa concreto, apostando por las actividades de mayor crecimiento y valor tecnológico”, manifestó Francisco San José.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios