Sucesos

La Guardia Civil desmantela 22 plantaciones de marihuana en Puerto Serrano y detiene a 14 personas

  • La madre del supuesto cabecilla ha sido también detenida por amenazas y por agredir al alcalde de la localidad

  • El tramo de la calle en el que se ha actuado consumía más electricidad que el hospital comarcal, siendo además un consumo fraudulento

La Guardia Civil desmantela 22 plantaciones de marihuana en Puerto Serrano y detiene a 14 personas

El negocio de la marihuana no se detiene por pandemias ni por virus. Para frenar el auge de esta droga cuyo cultivo crece exponencialmente cada año en la provincia se necesita la siempre atenta acción de la Guardia Civil en pueblos como Puerto Serrano, donde ha tenido lugar el último gran dispositivo contra una presunta red que operaba a gran escala y que ha sido desmantelada en la denominada Operación Chulengo. En ella la Benemérita ha descubierto 22 plantaciones de marihuana, que se habían instalado en un tramo de una calle de la localidad.

El principal objetivo de la operación era detener al cabecilla de la trama, que controlaba la mayoría de las plantaciones intervenidas y tenía a sueldo a varios vecinos que ejercían de guardeses y cuidadores, bien en sus propios domicilios, bien en viviendas ocupadas a entidades bancarias.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, la madre de este detenido ha sido también detenida "por amenazas a través de redes sociales tanto a vecinos del municipio, como directamente a un guardia civil que participó activamente en la operación, así como por amenazas y agresión al alcalde de la localidad, por no avisar de que se iba a producir la operación".

Sólo el tramo de la calle en el que se ha actuado consumía más electricidad que el hospital comarcal, siendo además un consumo fraudulento, lo que en sí mismo también constituye un delito. Se han llevado a cabo 19 registros domiciliarios y 3 entregas voluntarias de plantaciones, llegando a incautar unas 5.500 plantas.

La operación se inició hace meses ante la preocupación de los vecinos del municipio gaditano de Puerto Serrano, que veían impotentes cómo determinados vecinos se lucraban a partir de la elaboración y cultivo de marihuana, dando una falsa sensación de impunidad, con el peligro de convertirse en modelo a seguir para los jóvenes y adolescentes de la comarca por los alardes de riqueza y lujo que algunos de los ahora detenidos exhibían. Así, era frecuente ver en una de las calles más desfavorecida de la localidad vehículos de alta gama como un Porsche Panamera o un Mercedes de última generación, aparcados en la puerta de viviendas de autentico lujo, conviviendo con la pobreza más absoluta. A esto se sumaban las frecuentes visitas al municipio de personas relacionadas con el narcotráfico, cuyo comportamiento altivo y desconsiderado para con los vecinos generaba entre estos una sensación de inseguridad.

Un momento de la operación de la Guardia Civil en la avenida del Guadalete de Puerto Serrano. Un momento de la operación de la Guardia Civil en la avenida del Guadalete de Puerto Serrano.

Un momento de la operación de la Guardia Civil en la avenida del Guadalete de Puerto Serrano.

De otro lado, en la localidad crecía el malestar por los continuos cortes del suministro eléctrico, producidos por la sobre explotación de las infraestructuras eléctricas incapaces de soportar las numerosas acometidas ilegales del tendido eléctrico general con las que contaban cada uno de estos puntos de cultivo ilícito, y que generaban un consumo defraudado en un tramo de la calle, mayor que el que producía el Hospital comarcal Virgen de las Montañas.

Por todo ello, y tras un enorme trabajo combinado del Equipo de Policía Judicial de Arcos de la Frontera, con los guardias civiles de Puerto Serrano, se procedió a la explotación de la operación Chulengo. La operación se llevó a cabo en la mañana del pasado día 20 de mayo, y en ella decenas de guardias civiles aseguraban el tramo afectado de la avenida del Guadalete para llevar a cabo los registros domiciliarios autorizados por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de los de Arcos de la Frontera.

Las entradas en los domicilios se sucedían por toda la calle, siendo necesarias varias ampliaciones a los autos ya que de un registro saltaba a la vista otra plantación, hasta completar un total de 19 entradas y registros y la entrega voluntaria de otras 3 plantaciones, que sus propietarios cedieron al ver el despliegue realizado. Todo este dispositivo estuvo apoyado desde el aire por un helicóptero del Cuerpo que minimizaba el riesgo de fuga.

Según la Guardia Civil, merece una mención especial el comportamiento de la madre del principal objetivo de la operación, quien al percatarse de la detención de su hijo y del registro de su vivienda y otras controladas por este amenazó de muerte a uno de los guardias civiles del Puesto de Puerto Serrano, así como a toda su familia, repitiendo estas amenazas contra el alcalde de la localidad al que llegó a agredir, ya que se encontraba furiosa porque el regidor no la hubiera avisado de la operación que se estaba realizando. Dichas amenazas las hizo extensivas a los vecinos del municipio a través de las redes sociales.

Por todo ello se dio por finalizada la fase de la operación deteniendo a los integrantes de esta red de delincuentes interrelacionados que van desde los instaladores de la infraestructura eléctrica hasta los que se dedicaban a exportar la producción entre diferentes puntos de la geografía nacional, pasando por los asalariados que explotaban los cultivos y terminando con los responsables de los mismos.

Fruto de la intervención se han detenido a 14 personas, siendo aprehendidas alrededor de 5.500 plantas de marihuana, además de 3 vehículos de alta gama, uno de ellos valorado en más de 70.000 euros y un sinfín de elementos eléctricos necesarios para llevar a cabo estos cultivos indoor, como que incluía lámparas de gran potencia con sus acumuladores de corriente, ventiladores de pared, equipos de aire acondicionado, filtros de carbono para enmascarar el olor característico de estos cultivos, extractores de aire... siendo necesarios varios camiones y furgonetas para el transporte de todo lo incautado.

La operación ha sido desarrollada por guardias civiles del Equipo de Policía Judicial de Arcos de la Frontera, con el apoyo del Puesto de Puerto Serrano, y durante la fase de explotación por la Unidad de Seguridad Ciudadana, USECIC, y unidades de seguridad ciudadana de la Compañía de Villamartín.

 

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios