ASI ES...ELENA AMAYA/ Candidata del PSOE de Puerto Real

Amaya: "Es hora de que Puerto Real tenga un gobierno 100% del PSOE”

  • Esta “vallisoletana por accidente” se propone cumplir el eslogan que le han cargado a la espalda: “Amaya no te falla”

Elena Amaya, candidata socialista a la alcaldía de Puerto Real Elena Amaya, candidata socialista a la alcaldía de Puerto Real

Elena Amaya, candidata socialista a la alcaldía de Puerto Real / (Puerto Real)

Es la segunda vez que Elena Amaya busca una primera oportunidad. Una primera vez en la historia de Puerto Real en la que la lista del Partido Socialista sea la más votada en unas elecciones municipales y logre llegar al Gobierno en solitario.

En ello está poniendo todo su empeño una “vallisoletana por accidente”. En Valladolid trabajaba su padre, en el montaje industrial, cuando ella llegó al mundo, en una visita que su madre, junto a sus hermanos, hizo durante las vacaciones de verano. Y aunque nada más nacer se vino para Puerto Real, no haber nacido aquí es casi una espinita clavada que lleva con ella. Y es que “Elena es Puerto Real”. Así lo dice uno de sus lemas de campaña y así lo vive una persona con un profundo arraigo a la tierra y que siente y vive cada una de las preocupaciones del municipio como las suyas propias.

Ese fue uno de los motivos que le llevó a entrar en política. Aunque siempre había sido socialista, no llegó al partido hasta poco antes de las elecciones de 2015, cuando se contó con ella para liderar la lista por primera vez. No obtuvo entonces los resultados esperados, pero si los mejoró, y mucho. Los socialistas se quedaron a apenas 40 votos de lograr el cuarto edil, por lo que casi logran duplicar su representación en el municipio.

Ahí empezaba una carrera política que le llevó a la Diputación de Cádiz donde dice haber hecho “un máster en gestión”, que le servirá de mucho si finalmente cumple sus aspiraciones de ser la primera alcaldesa socialista de la ciudad.

Es hora de que Puerto Real tenga un gobierno 100% del PSOE, que tengamos la oportunidad de demostrar lo que seríamos capaces de ayer por una ciudad que queremos, que vivimos y que nos tomamos muy en serio”, dice. Aunque está entregada a la política intenta no abandonar lo que le ha hecho ser como es: el contacto con su familia, con sus amigos y con las cosas que le gusta hacer cuando no es política.

Tiene Amaya aficiones muy de temporada. La playa, “que me vuelve loca”, y el campo, donde dice que le gusta “desconectar sembrando chícharos, habas y lo que me pongan por delante”.

Tampoco ha abandonado en estos años la cercanía que le caracteriza. No es sólo una mujer muy conocida y cercana, también es una mujer que conoce a mucha gente y a la que le gusta llamarlas por su nombre, pararse a charlar con ellas y encontrar algún punto para arrancar una conversación por breve que sea, e intentar ayudar en lo que pueda.

Por eso, sus compañeros de partido en la localidad han creado un eslogan de campaña que empezó como una broma y acabó estampado en camisetas y pulseras: “Amaya no te falla”, dice. “La verdad es que ese lema da un poco de vértigo. Le decía a los compañeros que si una sola persona sentía que la había fallado estaríamos incumpliendo el lema, y es una responsabilidad grande. Por eso voy a trabajar para que no pase”.

Elena Amaya es vitalista, enérgica, una persona divertida que saca la sonrisa en los momentos más inesperados. Lo ha demostrado en cada sesión plenaria del Ayuntamiento de Puerto Real, donde ganaba, a veces por goleada, logrando cerrar temas espinosos con alguna nota de humor. Eso, en el fondo, es su talante, su forma de entender la vida. Con una sonrisa y con optimismo también afronta la campaña política en la que apuesta por que esta segunda intentona sea la definitiva.

CUMPLEAÑOS FELIZ

Elena Amaya y sus amigas, en su fiesta de cumpleaños Elena Amaya y sus amigas, en su fiesta de cumpleaños

Elena Amaya y sus amigas, en su fiesta de cumpleaños / (Puerto Real)

El pasado mes de septiembre, Elena Amaya cumplía 46 años, y aunque las celebraciones fueron varias, en su álbum personal esta fotografía guarda un lugar especial. Junto a sus amigas “de toda la vivida” vivió una jornada de celebración y de reencuentros. “Junto a ellas me cargo las pilas, me llenan de energía y todo el tiempo que pasemos juntas me parece poco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios