Provincia de Cádiz

Coronavirus en Cádiz: Un botellón, una peluquería clandestina, un joven practicando surf... y todo durante el estado de alarma

  • La Guardia Civil ha desarrollado varias actuaciones en la provincia al amparo del Real Decreto que regula el estado de alarma

Interior de la peluquería clandestina de Puerto Serrano. Interior de la peluquería clandestina de Puerto Serrano.

Interior de la peluquería clandestina de Puerto Serrano.

La Guardia Civil de Cádiz ha llevado a cabo estos días varias actuaciones por vulneración de la normativa que regula los desplazamientos durante la vigencia del estado de alarma decretado por el coronavirus.

En Chipiona actuaron en la zona de la calle Jurel, donde varios vecinos habían organizado un botellón en el interior de un remolque de los utilizados para el trasporte de caballos. Al percatarse de la presencia de los guardias civiles, salieron del interior del remolque para ocultarse en sus domicilios. La Unidad de Seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Cádiz, apoyados por una patrulla de la Policía Local, identificaron al dueño del remolque y a otros de los participantes en el botellón, siendo denunciados todos ellos al Real Decreto 463/2020, que regula los desplazamientos durante la vigencia del estado de alarma. Los agentes procedieron de igual forma a incautar en remolque utilizado.

El particular 'botellódromo' de Chiclana. El particular 'botellódromo' de Chiclana.

El particular 'botellódromo' de Chiclana.

En Chiclana una patrulla de la Guardia Civil, localizó sobre las 21:30 horas un turismo aparcado en el recinto ferial, en cuyo interior se encontraba un ciudadano alemán sin motivo aparente. Los agentes procedieron a su identificación preguntando si necesitaba algún tipo de auxilio, respondiendo el identificado que se encontraba de vuelta a Alemania, ya que su vuelo Madrid-La Habana se había cancelado, pero que iba a realizar la vuelta visitando todo el litoral mediterráneo. Tras consultar con la Central Operativa Compleja la situación de esta persona y del vehículo, se confirmó que había sido denunciada por hechos similares en Segovia y Murcia, por lo que de forma inmediata se procedió a su detención por vulneración reiterada del decreto que regula los desplazamientos durante la vigencia del estado de alarma. Los agentes procedieron de igual forma a intervenir el vehículo, que fue trasladado a dependencias de la Policía Local.

En Barbate, una patrulla de dicho puesto sorprendió a un individuo que se encontraba practicando surf en la playa de Mangueta. Al percatarse el joven de la presencia de los guardias civiles, trató de emprender la huida para evitar su identificación, resultando lesionado uno de los agentes en la carrera para interceptarlo. Tras su identificación se procedió a levantar un acta de denuncia.

La Guardia Civil también clausuró en Puerto Serrano una peluquería clandestina que funcionaba a puerta cerrada a pesar de la paralización de las actividades no esenciales durante el estado de alarma. La peluquería se había montado en un garaje particular y funcionaba careciendo de cualquier autorización administrativa para ejercer este actividad. En el momento de la intervención, se encontraban en su interior el peluquero que la regentaba y cuatro clientes. Todos ellos han sido denunciados por vulneración de la normativa que regula las prácticas de actividades comerciales durante la vigencia del estado de alarma decretado por el coronavirus. Al peluquero además se le ha abierto un expediente que será remitido a la Inspección de Trabajo.

Por último, la Guardia Civil investiga también a una mujer por llevarse a su marido a la fuerza del hospital de Villamartín (insultó y se enfrentó con malos modos a los facultativos). El hombre había sido ingresado por presentar sintomatología compatible con coronavirus, algo que finalmente corroboró el test. La mujer accedió a la zona de aislamiento sin ninguna medida de protección frente al contagio y sacó a su marido para trasladarlo al hospital de Ronda, donde fueron localizados por la Guardia Civil. Los agentes escoltaron a la ambulancia que trasladó al marido de vuelta al hospital de Villamartin y a la mujer a la finca donde reside, lugar donde debe permanecer en cuarentena por decisión judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios