Dimisión en Chiclana La única edil de Vox en Chiclana abandona el partido

  • Susana Candón Canales dimite por discrepancias internas con el partido y pasará a ser concejala no adscrita

  • La dirección del partido dice que la ha expulsado y exige el acta "por su traición a los votantes de la formación"

Susana Candón en un pleno del Ayuntamiento de Chiclana. Susana Candón en un pleno del Ayuntamiento de Chiclana.

Susana Candón en un pleno del Ayuntamiento de Chiclana. / Sonia Ramos (Chiclana)

La concejala de Vox en Chiclana, Susana Candón Canales, ha presentado en el Registro de Entrada del Ayuntamiento de esa localidad su baja como afiliada del partido político, una dimisión que ahonda en la crisis interna por discrepancias con la dirección de Santiago Abascal desde las últimas elecciones internas en la provincia de Cádiz.

Susana Candón Canales no deja su acta y continuará siendo miembro de la Corporación Municipal de Chiclana como concejala no adscrita, de lo que se dará cuenta en el pleno ordinario que se celebrará el próximo 29 de octubre.

Por su lado, desde la dirección de Vox se ha remitido un comunicado en el que señala que ha expulsado a la edil Susana Candón tras conocer "la intención de la concejala de pasarse al Grupo Mixto, sin que hubiera sido comunicada al partido". Afirma que la concejala tenía abierto un expediente de expulsión "por dejadez de funciones como cargo electo e impago de las cuotas de afiliados, por que ha optado por comunicar a los medios de comunicación antes que al partido su decisión de pasarse al grupo mixto".

Según asegura la formación, Candón ha faltado a los puntos 4, 5 y 6 del artículo 9 de los estatutos que hacen referencia a la pérdida de condición de afiliado por el incumplimiento de los deberes para con el partido, "su lamentable conducta tanto pública o privada manifestando discrepancias graves contra diputados electos y cargos provinciales, así como la falta de abono durante tres meses o más de las cuotas de afiliado".

Añade que la hasta ahora edil de Vox en Chiclana, es la mujer de Manuel González Bazán, vicepresidente de Vox en la provincia de Cádiz "que inició una guerra personal contra el partido tras conocer que la dirección nacional no lo designó como cabeza de lista de las elecciones generales de abril 2019. Esta situación generó que el matrimonio González-Candón liderara un grupo de afiliados cuyo único objetivo era el de destruir la estructura provincial y atacar al cabeza de lista por Cádiz, Agustín Rosety".

Así, expresa que este aspecto "unido a la falta de iniciativas de la edil en el Ayuntamiento de Chiclana, y a su abandono de funciones, hechos que han generado innumerables situaciones de malestar entre los afiliados de la localidad, que han manifestado un importante número de quejas ante la inanición y pasividad Susana Candón, ha llevado a la dirección nacional a tomar la decisión de prescindir de su representante en Chiclana". Además desde la dirección de Vox exigen la devolución del acta de concejal "por su traición a los votantes de la formación en la localidad de Chiclana".

Cabe recordar que la candidatura de Vox Chiclana logró un concejal tras los resultados obtenidos en las elecciones municipales de mayo de 2019. De esta manera, la formación irrumpió en el panorama político de Chiclana tras obtener 1.960 votos y un porcentaje total del 6.55%. Además, esta agrupación se quedó a tan sólo 84 votos de haber conseguido dos concejales.

La dimisión de Susana Candón, agente inmobiliario de 51 años, se suma a de otros dos concejales de Vox en la provincia, uno en Algeciras y el otro en Sanlúcar. En este último caso, José Manuel Martínez Ayala, quien fuera también único edil de la formación en el municipio sanluqueño, arremetió duramente contra su ya ex formación política, a la que acusó de ser "una empresa piramidal que juega con los sentimientos de los españoles simplemente para sacar dinero".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios