Talento gaditano para el mundo La joven portuense Carlota Armillas, única española en ganar una beca de la Fundación de Bill Gates

  • Podrá cursar un master en la Universidad de Cambridge con todos los gastos pagados por su trabajo sobre la ingeniería sostenible

La joven portuense Carlota Armillas, en una foto tomada en Dublín durante su beca Erasmus. La joven portuense Carlota Armillas,  en una foto tomada en Dublín durante su beca Erasmus.

La joven portuense Carlota Armillas, en una foto tomada en Dublín durante su beca Erasmus.

Comentarios 10

La joven portuense Carlota Armillas Mateos, de 23 años de edad, ha sido la única española ganadora de una de las becas que otorga desde el año 2000 la Fundación Bill y Melinda Gates para estudiantes de todo el mundo sobresalientes y con un fuerte compromiso por mejorar la vida de los demás.

Carlota Armillas, licenciada en Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial y Desarrollo de Producto por la Universidad de Cádiz, es la primera española en obtener esta beca desde hace diez años, lo que hace su mérito aún mayor.

En esta última edición, de las 90 becas concedidas por la Fundación 35 estaban reservadas para Estados unidos, quedando 55 plazas disponibles para todo el resto del mundo. Hay becados de 37 países diferentes, siendo esta la mayor donación individual en la historia de una universidad  del Reino Unido.

Carlota, que ya desde el Bachillerato que cursó en Safa San Luis prometía -obtuvo una nota de 13,5 en Selectividad- ya se hizo a finales del año pasado con el primer premio WONNOW a la excelencia académica, dotado con 10.000 euros. En estos momentos está trabajando en una empresa de Ingeniería, si bien el próximo curso lo pasará en la Universidad de Cambridge disfrutando de su flamante  beca.

Para Carlota la concesión de esta ayuda supone "una gran oportunidad para estudiar el master que me gusta. Para mí es muy importante poder utilizar el potencial que tenemos no solo para inventar cosas o ayudar a otros, sino para conseguir el reto de la sostenibilidad e incluir técnicas de diseño ecológico en mis proyectos.  Creo que los ingenieros tenemos que liderar ese cambio", explica.

"Quiero hacer ingeniería para cuidar nuestro ecosistema y la vida en la Tierra"

Como añade esta brillante joven "la rentabilidad económica parece ser a menudo la única preocupación, pero creo que es mi deber como ingeniera utilizar mi creatividad para encontrar soluciones que tengan en cuenta aspectos como la búsqueda de la equidad social y problemas como la contaminación o el agotamiento de los recursos. Quiero hacer ingeniería no solo sobre números y datos, sino también sobre cómo cuidar nuestro ecosistema, la vida en la Tierra", explica.

Carlota quiere animar a los estudiantes que en las próximas semanas se enfrentarán a las pruebas de acceso a la Universidad "a preocuparse por aprender, porque el esfuerzo merece la pena. Cuando uno aprende, lo demás viene dado", asegura.

También recomienda que nunca hay que tirar la toalla ni dejar de intentar las cosas "porque si se han esforzado, a ellos también les pueden pasar cosas que parecían imposibles. Que confíen en sí mismos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios