Mundo

Washington sitúa a Londres "el primero en la cola" para un acuerdo comercial

  • El secretario de Estado de EEUU se reúne con el primer ministro británico para estrechar lazos un día antes de la salida del Reino Unido de la UE.

El primer ministro británico, Boris Johnson (dcha.), recibe al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, en Downing Street. El primer ministro británico, Boris Johnson (dcha.), recibe al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, en Downing Street.

El primer ministro británico, Boris Johnson (dcha.), recibe al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, en Downing Street. / NEIL HALL (Efe)

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha asegurado este jueves que el Reino Unido está "el primero en la cola" para firmar un acuerdo comercial con Washington después de que la medianoche del sábado se materialice su salida de la UE.

El jefe de la diplomacia estadounidense y el primer ministro británico, Boris Johnson, mantuvieron este jueves en Londres un encuentro para estrechar los lazos entre ambos países, poco antes de que el Reino Unido comience a negociar con Bruselas su futura relación con el bloque comunitario.

La Administración de Donald Trump se ha mostrado favorable al Brexit desde que llegó a la Casa Blanca, al contrario que su antecesor, Barack Obama, que en una visita al Reino Unido poco antes del referéndum de 2016 advirtió de que Londres pasaría a estar "al final de la cola" para un tratado de comercio con EEUU si salía de la UE.

Pompeo, en cambio, declaró este jueves en una entrevista con la radio británica LBC que ha viajado al Reino Unido para "dar el pistoletazo de salida" al diálogo para sellar un acuerdo cuanto antes.

"Va a ser complicado y va a haber aspectos muy polémicos. Los dos equipos negociadores van a querer preservar cosas para sus propios países, así es como funcionan las negociaciones", advirtió el secretario de Estado, que sin embargo considera que ambos Gobiernos serán capaces de superar "los puntos difíciles del camino".

Pompeo rehusó fijar un calendario concreto para llegar a un acuerdo, si bien aseguró que Washington está comprometido a "trabajar tan rápido como sea posible" en esa dirección. "Va a costar un poco, pero espero que a finales de este año, o bien a finales de verano y principios de otoño, hayamos hecho progresos sustanciales hacia un acuerdo y podamos comenzar a cerrar los problemas más difíciles", indicó.

Desde el sábado, el Reino Unido será un Estado externo a la UE y tendrá vía libre para negociar tratados comerciales con terceros países, al mismo tiempo que trata de forjar una relación bilateral con los 27 Estados miembros del bloque comunitario.

Por su parte, un portavoz del primer ministro recalcó que el encuentro sirvió para "abordar las oportunidades que se producirán tras la salida británica de la UE, incluido un acuerdo de libere comercio con EEUU".

En la reunión se habló asimismo de los planes de paz para Oriente Próximo que promulga la Administración estadounidense así como del estado de las relaciones internacionales con Irán.

Por otro lado, el Banco de Inglaterra rebajó este jueves del 1,2 al 0,8% su previsión de crecimiento de la economía del Reino Unido en 2020, por la incertidumbre que genera la negociación de un nuevo pacto comercial con la UE después del Brexit, determinante para la economía británica.

El banco central, que ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,75%, ha recortado también su previsión de crecimiento en 2021, del 1,8 al 1,4%, y en 2022, del 2 al 1,7%. En su informe, advierte de que podría reducir las tasas de interés si no detecta suficientes indicios de crecimiento económico en los próximos meses, en un contexto de inflación baja, que en diciembre fue del 1,3%, frente al objetivo oficial del 2%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios