Mundo

Netanyahu busca apoyos dentro de su propio Gobierno para atacar a Irán

  • En el Ejecutivo israelí existe una escasa mayoría de ocho ministros contrarios a cualquier ataque a Teherán · El Ejército judío prueba con éxito el lanzamiento de un misil balístico, pero no precisó sus características

Comentarios 2

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, está intentando reunir apoyos para un ataque a Irán, aseguró ayer el diario israelí Haaretz, citando a un "alto funcionario israelí" sin identificar.

En estos momentos hay una escasa mayoría en el gabinete de Gobierno de ocho ministros que se opone a cualquier ataque contra Irán, añadía la información. Netanyahu cuenta con el apoyo del ministro de Defensa, Ehud Barack, y del de Exteriores, Avigdor Lieberman.

Mientras, el jefe del Estado mayor iraní, el general Hassan Firuzabadi, dijo a la agencia de noticias ISNA que Israel lamentaría cualquier ataque a su país y que por ello sería gravemente castigado. "Le haríamos lamentar un error así y lo castigaríamos duramente", dijo desde Teherán en respuesta a la información conocida en Israel.

"En el caso de un ataque por el régimen sionista, Estados Unidos sería también golpeado", añadió el general sin precisar más información.

El portavoz del primer ministro israelí, Mark Regev, no se pronunció hasta ahora sobre la información. "No comentamos ese tipo de especulaciones de la prensa", aseveró.

La información llega en medio de un creciente foco de interés mediático en un posible ataque contra Irán por las ambiciones nucleares de Teherán.

Israel considera a Irán la principal amenaza a su existencia debido al programa nuclear que desarrolla y los comentarios del presidente, Mahmud Ahmadineyad, de que el Estado judío debería ser borrado del mapa.

Según Haaretz, ministros de alto rango señalaron que el informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) sobre el programa iraní, que se presentará el 8 de noviembre, tendrá un efecto decisivo en la decisión que tome Israel.

Por otro lado, el Ejército israelí probó ayer con éxito el lanzamiento de un misil balístico, según confirmó el Ministerio de Defensa en un comunicado en el que no precisó detalles de sus características o modelo.

"La prueba prevista del sistema de propulsión del cohete fue realizada en la base aérea de Palmajim", afirmaba la nota, de la que daba cuenta la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Medios especializados han insinuado que Israel podría haber realizado pruebas con una nueva versión del misil tierra-tierra Jericó 3, información que no ha sido confirmada ni desmentida por el Ministerio de Defensa en Tel Aviv.

Hace tres días, el diario británico The Guardian publicó la existencia de esta nueva versión, de mayor alcance y con capacidad para portar cabezas nucleares.

El comunicado fue difundido después de que numerosos testigos hubieran visto en la mañana de ayer la estela blanca de humo de un cohete que recorrió los cielos con dirección al mar.

En el pasado, esa misma base de Palmajim fue empleada en numerosas pruebas, en su mayoría del sistema antimisiles Jetz ("Arrow"), para la interceptación de misiles balísticos.

El Ministerio de Defensa tampoco confirmó, sin embargo, que la prueba realizada haya comprendido ese sistema.

Por otro lado, y sin aparente relación con la prueba de ayer, la Comandancia de la Retaguardia del Ejército israelí tiene previstas para hoy unas maniobras en el centro del país en el que se simulará un ataque de cohetes y un suceso con múltiples víctimas, apuntó el medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios