mundo

Merkel alaba a Hungría por abrir la primera grieta contra el Muro

Merkel y Orban, ayer en el acto conmemorativo en Sopron. Merkel y Orban, ayer en el acto conmemorativo en Sopron.

Merkel y Orban, ayer en el acto conmemorativo en Sopron. / szilard kosztizck / efe

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, alabó a los guardas fronterizos húngaros que hace treinta años desobedecieron las órdenes y no dispararon contra los centenares de refugiados de la Alemania comunista que huyeron a Occidente cruzando la frontera con Austria. "Demostraron valentía al hacer prevalecer la humanidad sobre las órdenes del servicio", declaró Merkel ante el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. Ambos mandatarios encabezaron un acto celebrado en la localidad húngara de Sopron, junto a la frontera con Austria, para conmemorar el llamado Pícnic Paneuropeo, la primera grieta importante en el Telón de Acero, que tuvo lugar el 19 de agosto de 1989.

Merkel recordó que la idea era "una fiesta de paz europea", organizada por el Foro Democrático Húngaro y la Unión Internacional Paneuropea, y con una apertura simbólica de un punto en la frontera durante un par de horas en las postrimerías de la Guerra Fría.

El evento fue anunciado en folletos que se repartieron entre la población de la zona. "Los campings húngaros estaban repletos de ciudadanos de la República Democrática Alemana (RDA). También entre ellos se repartían los folletos. Cientos de estas personas se pusieron en marcha hacia Sopron. Dejaron todo atrás para alcanzar la libertad atravesando la frontera", destacó la jefa del Gobierno germano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios