Mundo

Conte gobernará Italia con Europa entre sus prioridades

  • El jurista sortea las dudas sobre su currículum y el presidente de la República le encarga que forme un Ejecutivo apoyado por el M5S y la LN

Conte, ayer en el Palacio del Quirinal tras reunirse con Mattarella. Conte, ayer en el Palacio del Quirinal tras reunirse con Mattarella.

Conte, ayer en el Palacio del Quirinal tras reunirse con Mattarella. / ETTORE FERRARI / efe

El jurista Giuseppe Conte aceptó ayer formar Gobierno en Italia apoyado por el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga Norte (LN) y confirmó "la posición europea" del país, con prioridades en materia presupuestaria, migratoria y bancaria. Experto en Derecho de 54 años prácticamente desconocido para la opinión pública, recibió ayer el encargo del presidente de la república, Sergio Mattarella, con el que se reunió durante casi dos horas en la sede de la Jefatura, el Palacio del Quirinal.

Una reunión de casi dos horas a la que acudió solo, a bordo de un taxi y entrando a pie con una carpeta con documentos bajo el brazo. El candidato llegó después de que su extenso y brillante currículum fuera puesto en entredicho por medios que aseguraban que no había realizado o impartido varios cursos de los que daba cuenta en prestigiosas universidades de todo el mundo.

La polémica parece no haber influido en la decisión de Mattarella y ahora Conte, que aceptó "con reservas" como dicta la praxis, deberá regresar ante el jefe del Estado una vez que se haya reunido con las fuerzas políticas para presentarle a sus ministros.

Tras el encuentro, Conte realizó una breve declaración en la que se le pudo escuchar en público prácticamente por primera vez y en la que explicó que abordaron "la fase delicada y comprometida" en Italia y los retos que esperan", de lo que dijo ser "consciente". Pero también subrayó "la necesidad de confirmar la posición europea e internacional" del país, a sabiendas de que lo apoyan dos partidos euroescépticos.

Entre las prioridades que afrontará "inmediatamente", citó "las negociaciones en curso sobre el Presupuesto de la UE, la reforma del derecho de asilo" para inmigrantes, batalla de la ultraderechista LN, y "la culminación de la unión bancaria". "Mi intención es comprometer a fondo el Ejecutivo sobre este terreno construyendo las alianzas oportunas para que la dirección de marcha refleje el interés nacional", destacó.

Por otro lado, ochenta días después de las elecciones del 4 de marzo, Conte consideró que "el país espera justamente el nacimiento de un Ejecutivo así como respuestas" por lo que defendió el programa consensuado por el M5S y la LN, al que aseguró haber contribuido. "Pretendo dar vida a un Gobierno de parte de los ciudadanos y que proteja sus intereses", afirmó este profesor de Derecho, que se presentó emocionado como "el abogado defensor del pueblo italiano". "En mi vida he defendido muchas causas, espero ahora defender los intereses de todos los italianos, en todas las sedes, europeas e internacionales, dialogando con las instituciones europeas y los representantes de otros países", abundó.

Tras la presentación de los ministros se procederá entonces con el juramento, el intercambio de poderes con el Gobierno que le ha precedido, del Partido Demócrata (PD), y al voto de confianza de los dos tramos del Parlamento, la Cámara de Diputados y el Senado. Esto último podría producirse entre el martes y el miércoles de la próxima semana. En Italia muchos son los que dudan de la legitimidad de Conte, un técnico sin experiencia política, y los analistas sospechan que al final su gestión llevará el compás que marquen el líder del M5S, Luigi di Maio, y el de la Liga, Matteo Salvini.

Este último le defendió y dijo que no será "un mero ejecutor" de las prioridades del Gobierno, sino que "deberá ser independiente". Di Maio salió al paso de las acusaciones al señalar que será "un primer ministro político", respaldado por 17 millones de votos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios