Novedades

La electricidad llega a la Clase V de Mercedes: así es el EQV 300 "made in Spain"

  • Mercedes incorpora a su gama el segundo automóvil íntegramente eléctrico: el EQV 300, un monovolumen de hasta ocho plazas con motor de 204 CV, batería de 100 kWh, autonomía WLTP para 357 km y un precio, para su versión larga, de 79.084 euros.

La electricidad llega a la Clase V de Mercedes: así es el EQV 300 La electricidad llega a la Clase V de Mercedes: así es el EQV 300

La electricidad llega a la Clase V de Mercedes: así es el EQV 300

Tras el SUV Mercedes EQC 400 de 4,76 m, con 414 km de autonomía y motor de 408 CV, lleva el segundo eléctrico de la marca alemana: el EQV 300, con precios de, según su tamaño, 79.084 o 79.878 euros.

Se trata de una versión movida exclusivamente con electricidad del Clase V con, además, la adopción de algunos elementos de diseño propios de los EQ, sobre todo en el frontal.

Lo esencial está en su total adaptación a la electrificación en tanto que, sin necesidad de prescindir de espacio útil, ni en el habitáculo ni el maletero, por la incorporación de la batería bajo el piso, el EQV 300 cuenta con una batería de capacidad total de 100 kWh, una de las más grandes del mercado: de ella son útiles 90 kWh.

Esta batería de iones de litio de 420 V provee de energía a un motor asíncrono de 204 CV de potencia y 362 Nm situado bajo el capó y que mueve, a diferencia de lo que ocurre en los Clase V que son de propulsión, las ruedas delanteras.

A diferencia del Clase V con el que comparte línea de montaje en Vitoria, siempre con motores Diesel y de tracción trasera o total, el EQV 300 sólo es eléctrico y con tracción delantera. A diferencia del Clase V con el que comparte línea de montaje en Vitoria, siempre con motores Diesel y de tracción trasera o total, el EQV 300 sólo es eléctrico y con tracción delantera.

A diferencia del Clase V con el que comparte línea de montaje en Vitoria, siempre con motores Diesel y de tracción trasera o total, el EQV 300 sólo es eléctrico y con tracción delantera.

Con una sola carga, la autonomía del Mercedes EQV 300 es de 357 km a razón de consumo de energía combinado WLTP de 26,4 kWh/100 km.

Estas cargas pueden realizarse con corriente alterna con una potencia de hasta 11 kW, que el máximo que tolera su cargador embarcado refrigerado por agua; mientras que para las cargas rápidas es posible recurrir hasta a 110 kW con corriente continua usando el conector CCS. De este modo, en 45 minutos, se podría conseguir que la carga de la batería pase del 10 al 80 por ciento.

Entre 11 kW, si utiliza corriente alterna; y 110 kW, con la continua, admite el Mercedes EQV 300 para recargar su batería de 90 kWh útiles. Entre 11 kW, si utiliza corriente alterna; y 110 kW, con la continua, admite el Mercedes EQV 300 para recargar su batería de 90 kWh útiles.

Entre 11 kW, si utiliza corriente alterna; y 110 kW, con la continua, admite el Mercedes EQV 300 para recargar su batería de 90 kWh útiles.

La garantía para esa batería de iones de litio es de 8 años o 100.000 km, periodo en el que la capacidad de la batería no debería bajar de 76 kWh.

Conducción a la carta

Por supuesto, también es posible recuperar energía en marcha, cuando no se está acelerando, para lo que se cuenta con cuatro niveles distintos de retención: D--, D-, D y D+. Así, l oscila entre los -2 m/s2 hasta el desplazamiento por inercia, con pasos intermedios de -1,5 o -0,6 m/2. Además, en D auto el EQV 300 puede adaptar la recuperación entre los dos extremos y hacerlo de forma predictiva al recibir información de los asistentes de seguridad, cámara o navegador.

Está al alcance del conductor no sólo definir cuánta energía quiere recuperar en movimiento, sino también elegir cómo gastarla eligiendo uno de los cuatro programas disponibles. Está al alcance del conductor no sólo definir cuánta energía quiere recuperar en movimiento, sino también elegir cómo gastarla eligiendo uno de los cuatro programas disponibles.

Está al alcance del conductor no sólo definir cuánta energía quiere recuperar en movimiento, sino también elegir cómo gastarla eligiendo uno de los cuatro programas disponibles.

Además, el conductor de este monovolumen dispone de cuatro programas de conducción, un C estándar en el que se dispone de la potencia máxima del motor y sin limitaciones para la climatización; un modo E en el que se rebaja la energía que produce el motor a 136 CV y 293 Nm; un E+ en el que se reduce aún más a 110 CV y se mantienen los 293 Nm, pero la climatización ya trabaja para consumir lo menos posible y un modo S en el que se cuenta con los 204 CV, una respuesta rápida al acelerador y la máxima potencia del aire acondicionado y calefacción.

En todos los casos, al hacer kick-down, hundiendo el pedal del acelerador hasta el fondo, siempre está disponible toda la fuerza que es capaz de producir el motor.

La velocidad máxima del Mercedes EQV 300 está autolimitada a 140 km/h, para ser eficiente; aunque se puede optar por una deslimitación -supone 164 euros- con la que llega a 160 km/h.

Dos tamaños: largo o extralargo

El Mercedes EQV 300 estará disponible, al igual que ocurre con el Clase V, en versión larga, de 5,14 m; y una extralarga, de 5,37 m. No cuenta, sin embargo, con la carrocería que, para el Clase V, Mercedes denomina compacta, de 4,90 m.

La diferencia de precio entre las dos carrocerías de que puede disponer el Mercedes EQV 300 es muy pequeña: inferior a 800 euros. La diferencia de precio entre las dos carrocerías de que puede disponer el Mercedes EQV 300 es muy pequeña: inferior a 800 euros.

La diferencia de precio entre las dos carrocerías de que puede disponer el Mercedes EQV 300 es muy pequeña: inferior a 800 euros.

Los 23 cm de diferencia entre ambas carrocerías del EQV 300 se sitúan en la distancia entre ejes, que es bien de 3,20 o 3,43 m. Ambas llegan a ofrecer ocho plazas sobre asientos individuales -las butacas delanteras con recursos como girar 180º o regulaciones eléctricas- o reemplazarse por banquetas corridas en la segunda y tercera fila, siendo ésta convertible en cama. En todo caso, Mercedes ofrece diferentes combinaciones de asientos, tapicerías, guarnecidos, suelos, etc para adaptar el EQV 300 a muy distintas necesidades de uso. También se puede añadir a la puerta lateral derecha, que es de serie, otra en la izquierda por 846 euros e, incluso, ambas pueden estar motorizadas por un coste de 872 euros cada una.

Que sea eléctrico no supone ningún impedimento para ubicar asientos de diferente tipo, desplazarlos, etc, en tanto que la batería se sitúa por debajo del piso del habitáculo. Que sea eléctrico no supone ningún impedimento para ubicar asientos de diferente tipo, desplazarlos, etc, en tanto que la batería se sitúa por debajo del piso del habitáculo.

Que sea eléctrico no supone ningún impedimento para ubicar asientos de diferente tipo, desplazarlos, etc, en tanto que la batería se sitúa por debajo del piso del habitáculo.

El volumen de carga oscila, según se trate de la carrocería larga o extralarga, entre los 1.030 y 1.040 litros.

En ambos casos, la suspensión puede ser, en opción, de tipo neumática -Airmatic-, con control de nivel automático. Puede, así, elevar o disminuir la altura respecto al suelo según sea necesario, por ejemplo, para llegar más fácilmente al habitáculo o maletero.

Además de táctilmente, es posible seleccionar las funciones de la pantalla con comandos vocales, como en el resto de MBUX de los turismos de la marca. Además de táctilmente, es posible seleccionar las funciones de la pantalla con comandos vocales, como en el resto de MBUX de los turismos de la marca.

Además de táctilmente, es posible seleccionar las funciones de la pantalla con comandos vocales, como en el resto de MBUX de los turismos de la marca.

El Mercedes EQV cuenta con el sistema de infoentretenimiento MBUX y la aplicación Mercedes Me. Con las pantallas de 10,25” se puede, por ejemplo, activar la preclimatizacion, definir cómo se realiza la carga de la batería o el guiado a destino con el navegador, para lo que puede tener en cuenta aspectos como tráfico, meteorología, autonomía, puntos de carga… De hecho, puede definir una ruta dando prioridad a puntos de carga rápidos, para lo que también se puede preparar la batería.

En el equipamiento de fábrica de los EQV 300 figuran el control de ángulo muerto, detector de cambio de carril, asistente de frenado activo, presafe, control de velocidad de crucero, reconocimento de señales de tráfico… También volante mulfituncional, asientos individuales para cuatro ocupantes, pantalla táctil de 10,25” con navegador, MBUX o instrumentación con pantalla a color.

El Mercedes EQV 300 se fabrica en la planta que la marca tiene en Vitoria (Alava), en la misma línea de montaje que el Clase V.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios