España

El auge de la gasolina y la llegada del WLTP hacen que falten motores en las fábricas

  • Algunas plantas se han quedado sin motores lo que ha supuesto una paralización de la producción, mandando así a los empleados a sus casas durante unos días.

La demanda del diésel ha caído un 13% en los últimos 12 meses. La demanda del diésel ha caído un 13% en los últimos 12 meses.

La demanda del diésel ha caído un 13% en los últimos 12 meses.

Hace aproximadamente un año, el 50% de los coches que se vendían en España eran diésel. Hoy, sólo 12 meses, después, este porcentaje ha caído al 37%. Es decir ha bajado unos 13 puntos en sólo año. Además, los expertos predicen que esta tendencia aumentará en los próximos meses.

Y las primeras reacciones a este cambio de tendencia ya se están produciendo. Y están afectando a las fábricas. Además, ha coincidió con la llegada de la normativa WLTP, que también ha hecho que algunas motorizaciones queden descatalogadas.

Fruto de esta situación, fábricas como la de Volkswagen Navarra se han visto obligar a parar la actividad durante ocho días, aplicando así un ERE temporal. Según el secretario general de CC.OO. en Volkswagen Navarra, Eugenio Duque, la dirección de la planta ha llamado de "urgencia" a los sindicatos para trasladarles su intención de iniciar la tramitación de un expediente de regulación temporal de empleo referido a 8 días, en concreto, entre el 3 y el 9 de septiembre, "más tres días a convenir".

Duque ha detallado que la petición de este ERE temporal, según les ha trasladado la dirección, se debe a motivos diferentes, pero principalmente a "la homologación de los motores en Alemania" y "la  imposibilidad de servirnos motores a todas las fábricas del consorcio", así como "al cambio drástico de clientes, ya que la gente ha desviado sus pedidos a coches de gasolina e híbridos en vez de diesel".

Ante esta información, los sindicatos de la planta navarra se han reunido con objeto de decidir qué personas van a sentarse en la mesa de negociación de este asunto con la empresa. "Tenemos que trasladar a la empresa las personas que van a negociar este posible ERTE o la salida que se le da al tema", ha comentado Duque.

Duque ha manifestado que a los representantes de los trabajadores les "ha sorprendido" la información trasladada este lunes por la empresa. "Sabíamos que la homologación estaba cogida con pinzas y que un retraso de una semana de homologación de piezas puede conllevar que no se puede producir", ha dicho, para precisar que la dirección ha trasladado que "no solo es a nosotros, sino a todas las empresas de automoción de Europa".

Situación en Seat

Seat, por su parte, prevé desconvocar los días de producción adicional previstos en varios fines de semana a partir de septiembre para reducir el número de coches ante la falta de suficientes motores debido a las nuevas homologaciones y al aumento de la demanda de gasolina en detrimento del diésel.

Según ha explicado el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, la planta de Martorell (Barcelona) cuenta con medidas de flexibilidad para hacer frente a esta situación, con lo que no tendrá afectación sobre la plantilla.

Ha asegurado que no hay riesgo de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), como ha ocurrido en la planta de Volkswagen en Landaben (Navarra), que cerrará durante ocho días para reducir la producción en 11.000 unidades.

Fuentes de la dirección de Seat han asegurado que la compañía está analizando la situación y tendrá más información en los próximos días; durante el mes de agosto, la fábrica de Martorell para la producción y aprovecha para realizar tareas de mantenimiento, y las medidas de flexibilidad se pactarán con los sindicatos a principios de septiembre.

Para el mes de septiembre, dirección y sindicatos ya habían pactado seis turnos adicionales para la línea 1, la que fabrica el Ibiza y el Arona -cuatro sábados por la mañana y dos domingos por la noche- y dos turnos adicionales para la línea 2, que fabrica el León -dos sábados por la mañana-, y desconvocarlos supondría dejar de producir unos 3.000 coches.

La falta de motores se debe a que cada vez hay más demanda de motores de gasolina y menos de diésel -por ejemplo, Seat contaba en julio con un 30% de pedidos de coches diesel y el resto de gasolina, unos porcentajes que han dado un vuelco en pocos meses-.

También está afectando la nueva norma europea de homologación de emisiones y consumos en los motores de los nuevos vehículos que entrará en vigor el 1 de septiembre, denominada WLTP, y los fabricantes no está llegando a tiempo para homologar todos los motores.

Etiquetas

, , , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios