Novedades

Hyundai Bayon: el i20 vuelve a hacerse SUV

  • Es un SUV, tiene 4,18 m y tendrá motores entre 84 y 120 CV pero, no, no llega con el propósito de sustituir al Kona por mucho que puedan advertirse semejanzas entre ambos modelos. Y, de hecho, ambos coexistirán en la gama a partir de su lanzamiento, previsto para esta primavera.

Hyundai Bayon: el i20 vuelve a hacerse SUV Hyundai Bayon: el i20 vuelve a hacerse SUV

Hyundai Bayon: el i20 vuelve a hacerse SUV

El Hyundai Bayon viene a ocupar el espacio comercial que antes ocupaba el i20 Active. Es un modelo exclusivamente destinado a Europa. Estructuralmente tiene mucho que ver con este utilitario, el flamante i20, antes que con cualquier otro modelo de la gama coreana. Tal es así que, por ejemplo, la distancia de ambos es la misma, 2,58 m, las suspensiones son intercambiables y la gama de motores, otro tanto.

Sin embargo, el modelo aparentemente más semejante de la familia probablemente será el recién lanzado Kona, un SUV que mide sólo 2,5 cm más de largo, tiene una anchura parecida y es, eso sí, algo más alto: 1,57 cm frente a los 1,49 cm del recién llegado. El Bayon tendrá un maletero de 411 litros frente a los 374 del Kona.

La carrocería tiene una altura de 18 cm respecto al suelo, para poder circular con algunas garantías fuera del asfalto si fuese preciso. La carrocería tiene una altura de 18 cm respecto al suelo, para poder circular con algunas garantías fuera del asfalto si fuese preciso.

La carrocería tiene una altura de 18 cm respecto al suelo, para poder circular con algunas garantías fuera del asfalto si fuese preciso.

¿Por qué, entonces, Hyundai pone en juego con el Bayon un modelo tan parecido al que ya tiene? Porque será mucho menos sofisticado, desde todo punto de vista, que el Kona. También más económico de producir en tanto que emplea suspensiones, motores u otros elementos compartidos con el utilitario: economías de escala.

Así, por ejemplo, el Bayon no tendrá versiones electrificadas más allá de las mild hybrid con 48 voltios, mientras que el Kona -que, por lo demás, cuenta con una plataforma específica para él- tiene variantes full hybrid y dos eléctricas.

A imagen y semejanza del Hyundai i20

El nuevo SUV estará disponible con llantas de acero de 15” y aleación de 16 y 17”, nueve colores, con el techo en negro en algunas combinaciones, y con un habitáculo en el que las protagonistas son las pantallas de 10,25”: una para la instrumentación y otra para el sistema de infoentretenimiento si incorpora el navegador. En caso contrario, ésta sería de 8”. El Display Audio de 8 pulgadas incluye Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos.

El diseño del salpicadero es igual al del i20, incluyendo el nuevo volante con cuatro radios. El diseño del salpicadero es igual al del i20, incluyendo el nuevo volante con cuatro radios.

El diseño del salpicadero es igual al del i20, incluyendo el nuevo volante con cuatro radios.

Del mismo modo que el diseño del salpicadero es semejante al del i20, lo es su dotación de funciones a través del Bluelink o las ayudas la conducción, entre las que están el asistente de seguimiento de carril, el que evita las colisiones actuando sobre los frenos, el control de velocidad de crucero inteligente basado en la navegación, el detector de fatiga o el de que el vehículo precedente ha arrancado. También el de colisiones con tráfico que cruza por detrás del Bayon cuando está realizando una maniobra de marcha atrás, entre otras más.

Hyundai ensalza el espacio longitudinal de las plazas traseras respecto a otros SUV parecidos. Hyundai ensalza el espacio longitudinal de las plazas traseras respecto a otros SUV parecidos.

Hyundai ensalza el espacio longitudinal de las plazas traseras respecto a otros SUV parecidos.

La gama de motores la conforman sólo de gasolina. El menos potente es el 1.2 de inyección indirecta de 84 CV sin sobrealimentación de las versiones 1.2 MPi y que se asocia a un cambio manual de cinco relaciones.

48 voltios y la caja iMT entran en juego

Emplean ya los Kappa T-GDI, esto es, con turbo e inyección directa, los 1.0 de 100 y 120 CV. El primero está disponible, sin variación de potencia, con o sin arquitectura de 48 voltios. Sin embargo, la versión más potente, la de 120 CV, siempre usa este sistema eléctrico con mayor tensión y en el que un generador-motor de arranque puede aportar empuje adicional en las arrancadas o cuando se acelera con intensidad, recuperando electricidad que va a parar a una batería específica situada bajo el piso del maletero cuando no se está acelerando.

Los 100 CV con o sin 48 voltios usan un cambio manual de seis marchas, además de una caja automática de doble embrague de siete relaciones a la que también recurre el 120 CV.

Sin embargo, las dos cajas manuales del 100 CV no son idénticas: la del 48 voltios, igual que ocurre con el de 120 CV, es la iMT. Este particular cambio permite que el coche se mueva por inercia cuando no se acelera, desacoplándose del motor, para así gastar menos y siempre que no vayamos en modo sport, uno de los tres disponibles.

Esta transmisión estrena en el Bayon la función Rev Marching que sincroniza el giro del motor con el de la transmisión, con el objetivo de conseguir transiciones de marcha suaves. Sólo funciona en modo sport.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios