Maritimas

La flota mundial de contenedores se estanca al crecer un 1,5% en 2016

  • La capacidad global de carga cerró el año en 20,2 millones de cajones repartidos en 5.107 buques

Trasiego de contenedores en APM Terminals Algeciras, ayer por la mañana. Trasiego de contenedores en APM Terminals Algeciras, ayer por la mañana.

Trasiego de contenedores en APM Terminals Algeciras, ayer por la mañana. / erasmo fenoy

La capacidad mundial de carga de mercancías medida en número de contenedores se estancó durante el año 2016 en el entorno de los 20 millones de unidades al aumentar sólo un 1,5% respecto al año anterior. Se trata de la tasa de crecimiento más baja desde que hay datos, según un informe de la consultora Alphaliner.

El mayor ritmo de desguace de buques y una ralentización en la entrega de nuevos barcos por parte de los astilleros de todo el mundo provocó este estancamiento frente a las previsiones trazadas a finales de 2015, que apuntaban a una subida del 4,5%, según los expertos.

El ritmo de desguace se multiplicó por dos al pasar de 89 barcos en 2015 a 192 en 2016

La capacidad de la flota mundial medida en cajones para mercancías fue de 20.265.925 unidades al cierre del pasado ejercicio frente a 19.964.851 en 2015. No obstante, el número de buques portacontenedores descendió de 5.171 barcos al cierre de 2015 a 5.107 a 31 de diciembre de 2016 (-1,3%). Es decir, hay menos barcos operativos en el mundo para cargar contenedores pero suman en conjunto mayor capacidad.

Además, los datos de los consultores de Alphaliner apuntan a que la flota mundial (en este caso medida en número de buques) continuará decreciendo dado que el número de barcos encargados por las navieras a final de año era de 413 mientras que un año antes casi rozaban el medio millar (492). Durante 2016 el número de barcos encargados a los astilleros fue de 82, un 87,4% menos sobre los ordenados sólo un año antes (253). Y la capacidad de carga estimada de esos 82 buques fue de 291.922 contenedores frente a 2.309.058 del año precedente.

Un dato que también tuvo su impacto en la actividad de los astilleros, puesto que los pedidos en firme para la construcción de nuevos buques totalizaron un valor de 3.500 millones de dólares mientras que en 2015 fueron 19.900 millones.

La ralentización en la renovación de la flota tuvo igualmente reflejo en la entrega de barcos ya terminados a las compañías logísticas, que pasaron de 214 botados en 2015 (con 1,7 millones de contenedores como capacidad de carga) a 133, un 45,8% menos.

La reducción en el ritmo de buques encargados y entregados contrastó con el fuerte incremento en la retirada y desguace. Durante 2016 fueron enviados para su achatarramiento 192 portacontenedores con una capacidad de carga de 654.862 contenedores, un 240% más que en 2015, cuando dejaron de navegar 89 barcos.

Alphaliner prevé para este año un crecimiento de la capacidad de carga del 3,7% (hasta 21,8 millones de contenedores) y otro 5,4% para 2018 (22,1 millones) aunque dada la volatilidad del mercado, la crisis logística mundial y la concentración de navieras acelerada tras la quiebra de Hanjin Shipping las cifras que se obtengan a final del año quedan sujetas a posibles cambios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios