Medio Ambiente

La Capitanía Marítima de Algeciras cubre casi un tercio de los muestreos de carburantes en los Puertos de España

  • La entidad efectúa 40 tomas de muestras durante el primer trimestre del total de 128 en todo el país

  • Con estas pruebas se determina si los combustibles se ajustan a los porcentajes de azufre requeridos por la normativa

Un portacontenedores en la Bahía de Algeciras.

Un portacontenedores en la Bahía de Algeciras.

La Capitanía Marítima de Algeciras se mantiene como la más activa de todo el país en las inspecciones del carburante que utilizan los buques para detectar posibles irregularidades en el porcentaje de azufre contenido en el producto.

La entidad ha efectuado entre el 1 de enero y el 31 marzo de este año un total de 40 muestreos, lo que supone casi un tercio del total (31,2%) de los efectuados en España, con 128 entre todas las capitanías del país.

Además, la Capitanía algecireña ha efectuado 78 inspecciones de buques conforme a los protocolos y memorandos internacionales. Todas las capitanías españolas suman 480 inspecciones, por lo que Algeciras copa el 16,2% del total. Bilbao y Tarragona son las siguientes por volumen de inspecciones y muestreos.

El objetivo fijado para este año por la EMSA (European Maritime Safety Agency) es realizar al menos 312 muestreos a buques y 1.043 inspecciones documentales.

Con las muestras del carburante, analizadas en un laboratorio, se puede comprobar si el combustible marítimo se ajusta a los límites de la normativa. Algeciras es la Capitanía Marítima con mayor proporción de muestreos realizados en toda España, dado que también es el puerto con más actividad de todo el país.

Hasta la entrada en vigor, el 1 de enero de 2020, de una normativa internacional sobre el azufre, el límite para surcar aguas internacionales era de hasta un 3,5% de contenido de azufre en masa (y de un 1,5% en la UE). Desde el arranque de aquel año este porcentaje se ha reducido a solo el 0,5%. Aunque la normativa en aguas internacionales permite emplear un porcentaje mayor al medio punto porcentual si los gases se someten a un proceso de lavado antes de ser emitidos.

Se trata de una tecnología con múltiples inconvenientes, puesto que es complicado conocer si funciona correctamente y si se utiliza continuamente. En régimen abierto, los gases lavados pueden provocar la caída al mar de hidrocarburos policíclicos, metales pesados, nitratos, nitritos y sulfatos.

En el caso de las aguas de los puertos, tanto en atraque como fondeo, el límite se encuentra reducido a solo el 0,1% de azufre por normativa de la Unión Europea, más restrictiva que la internacional dictaminada por la OMI (Organización Marítima Mundial). Sin embargo, hay barcos que intentan burlar la normativa empleando combustible con más azufre del tolerado por su inferior coste.

Los inspectores toman tres muestras del carburante -una para la tripulación y dos para el control- que se analizan en un laboratorio homologado para determinar el porcentaje de azufre sobre la masa total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios