Llanto de la guitarra | Crítica Una hora con Pedro Sierra

  • De inspiración lorquiana, el nuevo disco del tocaor catalán afincado en Sevilla es otra obra maestra

El tocaor Pedro Sierra (Hospitalet de Llobregat, 1966). El tocaor Pedro Sierra (Hospitalet de Llobregat, 1966).

El tocaor Pedro Sierra (Hospitalet de Llobregat, 1966). / Grupo Joly

Pedro Sierra es un tocaor muy técnico que no renuncia al espectador. Su arte siempre tiene en cuenta al público por lo que no renuncia al arpegio sentimental, al estribillo pegadizo, como podemos comprobar en los tangos que abren su nueva entrega. Si en su disco anterior prescindía de todos sus colaboradores, en Llanto de la guitarra se hace acompañar de artistas de campanillas como La Tobala, que pone la voz en los tangos Llora el agua, con las palmas y los fenomenales jaleos del Torombo y El Bobote.

Las colaboraciones de lujo siguen en los jaleos a cuatro manos con Tomatito, un homenaje a Paco de Lucía que también parece reflejar la portada de esta obra. Soniquete inefable, por supuesto, y melodías que van directas a la emoción. Encontramos también en la pieza la armónica jonda de Diego Villegas. En la bulería es Vicente Amigo el que da la réplica a Sierra en una obra en tono menor, etérea, cantable, nostálgica. El tema principal está doblado por la flauta de Villegas. Muy diferente es el sentido de Los vientos, una bulería en modo flamenco rotunda, temperamental, enjundiosa y con alguna modulación a mayor francamente efectiva. Austera y directa, uno de los grandes temas de esta obra.

Portada del nuevo disco de Pedro Sierra. Portada del nuevo disco de Pedro Sierra.

Portada del nuevo disco de Pedro Sierra.

En las alegrías nos encontramos con los pies de El Farru, uno de los grandes del baile flamenco actual y con unas soluciones armónicas brillantes tratándose, como se tratan, de unas cantiñas ligadas, bailables, tradicionales. El disco incluye también un recitado del poema del que toma su título, de Federico García Lorca, a cargo de Antonio Canales.

Con ser interesante todo lo dicho hasta ahora, más interesante aún me parece la segunda parte de Llanto de la guitarra donde el tocaor adquiere el protagonismo absoluto que se merece. La rumba se articula en torno a un tema cantable que da lugar a unas variaciones aéreas, brillantes y aptas para todos los públicos. El vals es una obra evocativa con una introducción libre de rimo muy poderosa merced a su arpegio contundente. El tema abre nuevas dimensiones para la guitarra de Pedro Sierra y la sonanta jonda en general, llevando el discurso más lejos, cosa que parecía imposible en la era post-Paco de Lucía. Es tan intimista como contundente en sus virtudes rítmicas. Una nueva obra mayor de Sierra.

La réplica melódica la da José Carlos Roca al chelo. Demuestra Sierra aquí que su virtuosismo no persigue asombrar al oyente sino profundizar en su mensaje. La bambera, un estilo poco habitual en la guitarra de concierto, sigue esta línea de austeridad en el ropaje y gran riqueza melódica. Por supuesto que adopta la rítmica y armonías impuestas por Paco de Lucía en el género en los discos que el de Algeciras registró con Fosforito en los 60. La bambera se acompañaba antes a ritmo de fandangos.

La seguiriya tiene tantos cambios de velocidad que nos recuerda a aquellas "creaciones personales" de los años 30 y 40 en el que el intérprete saltaba de un estilo a otro sin solución de continuidad. La soleá es un toque solemne, una sucesión de falsetas en modo flamenco plena de rasgueos y muy rítmica en la que Pedro Sierra acude a todos los recursos, tantos, de los que dispone, sin salirse de un concepto clásico de este toque aunque con un sonido actual. Aunque algunas falsetas podría haberlas firmado el mismísimo Niño Ricardo tiene un sonido muy contemporáneo. El único toque del disco a guitarra sola y, por tanto, el mejor de Llanto de la guitarra.

Pedro Sierra (Pedro José Sierra Marín, Hospitalet, Barcelona, 1966) ha grabado como solista los discos Al sur de mi guitarra (1997) Decisión (2001), Nikelao (2005), El toque flamenco (2012) y Llanto de la guitarra (2019), los tres últimos registrados en su propio estudio y editados en su sello discográfico, La Voz del Flamenco. Como acompañante interviene, entre otros, en Jerez-Xerez-Sherry de La Macanita, Cantaora y La luna en el río de Carmen Linares, De pura cepa de Paco Cepero, Azúcar Cande de Chano Lobato... En muchos trabajos de estudio también participa como productor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios