Los Barrios

Regresan a Palmones los tres corredores que han hecho 1.500 kilómetros a beneficio de Por una sonrisa

  • Durante 20 días han realizado una media de 70 kilómetros al día

Los corredores, junto a representantes de Por una sonrisa y del Ayuntamiento. Los corredores, junto a representantes de Por una sonrisa y del Ayuntamiento.

Los corredores, junto a representantes de Por una sonrisa y del Ayuntamiento. / E. S.

Los BeerMenZ, los tres corredores de fondo que, ataviados con una pintoresca falsa escocesa, han protagonizado una carrera de 1.568 kilómetros en 20 días para apoyar los proyectos de la asociación Por una sonrisa, llegaron este viernes a Palmones (Los Barrios), donde fueron recibidos por representantes de este colectivo, entre ellos su presidenta, Eva Ledesma, y los concejales José Antonio Gómez, Pablo García y David Gil.

Los malagueños Francisco Contreras, de Cártama, Manuel Tenllado, de Secadero, y Francisco Viegas, de Marbella, se dedican a superar grandes retos, como lo ha sido recorrer un millar y medio de kilómetros en unos 20 días, prácticamente con lo puesto, para respaldar y dar repercusión mediática a iniciativas de carácter altruista. En este caso, la lucha contra el cáncer infantil.

Esta carrera, que inicialmente estaba prevista para el pasado mes de abril y que tuvo que suspenderse como consecuencia de la pandemia del covid-19, comenzó el pasado 2 de agosto desde la ciudad francesa de San Juan, en la zona de Los Pirineos. Desde allí los BeerMenZ emprendieron su odisea a pie, cruzando la frontera entre Francia y España y atravesando la Península Ibérica de norte a sur, para, después de cubrir unas 20 etapas y recorrer una media de unos 70 kilómetros diarios, acabar su periplo en Secadero, después de pasar por Palmones y Gibraltar. Como era de esperar, la aventura tuvo un final feliz.

Gómez expresó su agradecimiento a los tres veteranos deportistas que han llevado a cabo esta hazaña. “Es digna de admiración vuestra entrega y vuestra capacidad de sacrificio para ayudar a quienes lo necesitan”, destacó.

“Nos sentimos muy orgullosos de las asociaciones y entidades benéficas que tenemos en nuestro municipio, y en particular de la asociación Por una sonrisa. Un colectivo pequeñito, como dice su presidenta, pero a la vez muy grande por la labor humanitaria que realiza. El papel que desempeña el tejido asociativo con el que contamos en nuestra localidad es fundamental para el bienestar y la prosperidad de todos y es, por tanto, más que encomiable”, indicó David Gil.

“Que en los momentos duros que estamos viviendo existan personas como estos tres corredores que llevan a cabo este tipo de gestas, pensando más en los demás que en sí mismos, merece nuestro reconocimiento y nuestro aplauso”, terminaba concluyendo el concejal popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios