Industria

Las organizaciones ecologistas aplauden el cierre de la térmica de Los Barrios

  • Agaden, Verdemar, Ecologistas en Acción-Cádiz y Greenpeace reclaman que no se permitan más "actividades contaminantes" en los terrenos

Entrada de la central térmica de Los Barrios. Entrada de la central térmica de Los Barrios.

Entrada de la central térmica de Los Barrios.

Agaden, Verdemar, Ecologistas en Acción-Cádiz y Greenpeace consideran el anuncio de cierre de la Central Térmica de Los Barrios "una buena noticia para la salud ambiental de la comarca". En un comunicado conjunto, los colectivos ecologistas entienden que "supone el abandono de un modelo de producción energética insostenible y muy contaminante, la cual genera muchos más problemas que beneficios". Este cierre ha sido desde hace años una demanda de las organizaciones ecologistas y entidades en pro del medioambiente, que afirman que ha creado una llamada de atención de la ciudadanía, "al ser consciente de la afección que este tipo de instalaciones tiene en la salud de nuestra comarca y de Andalucía en general". "Desde el inicio de sus actividades en 1985 son 35 años los que esta central térmica de carbón de unos 570 MWatios de potencia ha estado quemando este material, produciendo una contaminación que hemos estado soportando la ciudadanía y la naturaleza del entorno. Un carbón muy contaminante proveniente de Sudáfrica y Colombia, cuya extracción y transporte por miles de kilómetros ya supone por sí una fuente de contaminación muy elevada", explican los ecologistas.

"Han sido millones de toneladas de compuestos tóxicos y contaminantes emitidas al aire, como CO2 (principal responsable del cambio climático) y derivados del nitrógeno y del azufre, principales agentes de la lluvia ácida y otros procesos perjudiciales. Una cantidad ingente de toneladas de cenizas han sido depositadas a lo largo de estos años en la comarca, solo hay que recordar los innumerables episodios de depósitos de cenizas en núcleos urbanos como Los Barrios o San Roque o incluso en zonas de alto valor ecológico, como la Cañada Honda de Guadacorte, cuyos arroyos, bosques y pastizales han sido literalmente enterrados bajos toneladas y toneladas de cenizas contaminantes", relatan. Los ecologistas afirman que "las aguas de la Bahía de Algeciras han sido también una de las zonas afectadas, soportando durante tantos años la acción perjudicial de la actividad de la central, mediante el depósito de contaminantes y el aumento local y continuo de la temperatura por los circuitos de refrigeración de la central, lo que ha supuesto una alteración de la vida marina". Durante más de tres décadas, estas asociaciones han denunciado la incidencia de este tipo de instalaciones en la salud de la ciudadanía, "suponiendo enfermedades, en muchos casos irreversibles, así como los costes sanitarios que generan dichas enfermedades". "Hechos constatados a raíz del estudio publicado por la Universidad Politécnica de Madrid (2019), el cual atribuye a los gases emitidos por las centrales térmicas de carbón españolas 1.529 muertes prematuras, 20.112 episodios de asma, y pérdidas económicas asociadas a problemas con la salud de entre 1.871 y 3.568 millones de euros. Dichos costes y enfermedades las paga y padece la ciudadanía que debe convivir con este tipo de infraestructuras las cuales, como en este caso, aportan beneficios económicos a inversores extranjeros, cuyos accionistas principales corresponden a capitales australiano y kuwaití con empresas radicadas en Londres", apostillan.

Las asociaciones apuestan por el reemplazo de este tipo de generación energética por otras energías limpias y renovables

"La balanza en cualquier caso siempre cae del lado del accionista cuya ganancia procede del funcionamiento de dicha central y de las subvenciones que reciben del estado. Por el lado contrario, tenemos un escaso empleo y una enorme contaminación ambiental y deterioro en la salud de los ciudadanos que ha generado, tanto a nivel general como a nivel particular, en nuestra comarca", prosiguen. Las organizaciones ecologistas firmantes no dudan en que esta es una buena noticia y apuesta por el reemplazo de este tipo de generación energética por otras energías limpias y renovables, más acordes al territorio y respetuosas con el entorno; a la vez que abogan por una mayor eficiencia y ahorro energético en todas las áreas de las actividades, ya sean domésticas, de servicios o industriales. "El cierre de la central térmica de Los Barrios es una gran oportunidad para la tan necesaria e inaplazable transición ecológica justa así como para poner en marcha actuaciones respetuosas con el medio ambiente y generadoras de empleo limpio y de calidad (con la apuesta del colectivo de trabajadores implicados en dicha central), es por ello que dichas entidades reivindican que se produzca una reutilización de los terrenos portuarios donde se ubica la actual central y el gran parque de carbones con coherencia, no permitiendo la ubicación de nuevas actividades contaminantes ni peligrosas en una Bahía que ya se encuentra desde hace muchas décadas en una situación medioambiental y sanitaria muy grave. De forma paralela estas entidades apuestan por que se inicie el estudio de fórmulas que permitan la recuperación paulatina del perfil y dinámicas originales del litoral de la zona", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios