La linea

La ocupación de la finca del hospital impide ejecutar el acta de replanteo

  • Manuel Aguilera critica que la Junta no comunicara al Ayuntamiento su intención de realizar este trámite · El concejal de Urbanismo asegura que el problema se va a resolver en próximas fechas

Comentarios 13

El acta de replanteo del nuevo hospital de La Línea ha sido "negativa", según informó ayer el concejal de Urbanismo, Manuel Aguilera.

Este es un paso previo a las obras que va a realizar la Junta de Andalucía para construir el nuevo centro hospitalario, de hecho, el cartel que anuncia estos trabajos se puede ver ya en los terrenos de la Ronda Norte.

Aguilera explicó a este diario que no han podido dar el visto bueno a los terrenos porque aún se encuentra en la parcela la empresa de la familia Tambrig y una vivienda ocupada, que está siendo desalojada estos días.

El concejal de Urbanismo tiene claro que el fallo de la Administración autonómica es que ha ido "muy rápido y no nos han avisado porque si lo hubieran hecho, le hubiéramos demostrado que las dos ocupaciones se van a solucionar próximamente".

El edil lamentó que la Junta de Andalucía "aún no ha recepcionado los terrenos para el nuevo hospital" y afirmó que de haber sido así "no hubiera habido problemas pero no han hecho otra cosa que incumplir el convenio que firmó con el Ayuntamiento en el año 2005".

El delegado municipal afirmó que no sabe qué va a ocurrir ahora pero espera que cuando desde la Junta se decida que se va a volver a hacer el acta de replanteo se avise al Ayuntamiento y se cuente con el equipo de gobierno.

Por su parte, el SAS indicó que ahora requerirá al Ayuntamiento que ponga remedio a los problemas que han provocado que el acta de replanteo sea negativa. El delegado provincial de Salud, Hipólito García, indicó que tratará de que el requerimiento sea lo antes posible.

Fue a mediados del pasado mes de junio cuando el PSOE denunció que los terrenos del hospital tenían varias ocupaciones y que ello iba a dificultar una vez más la construcción del nuevo hospital, un proyecto que ha sufrido continuos retrasos desde sus inicios hace ya cuatro años.

Por lo que respecta a la empresa de la familia Tambrig, el equipo de gobierno consiguió llegar a un acuerdo el pasado mes de febrero para levantar la hipoteca de 300.000 euros que pesaba sobre la finca y que está incluida en los terrenos cedidos por el municipio a la Junta de Andalucía para el centro sanitario. El Gobierno andaluz no podía aceptar el suelo si no estaba libre de cargar y finalmente, el alcalde, Juan Carlos Juárez, llegó a un acuerdo con el banco Santander. El primer edil recordó que cuando se firmó el convenio de acuerdo con los Tambrig, su parcela se cambió por otra y que en aquel momento ambas estaban libre de cargas, por eso la propuesta municipal fue que la hipoteca se trasladase a la finca que la familia obtuvo mediante el acuerdo con el Consistorio. La entidad bancaria aceptó esta iniciativa de Juárez y así se encontró salida al problema.

Sin embargo, meses más tarde la empresa sigue instalada donde estaba y no ha sido trasladada a su nuevo emplazamiento, aunque Manuel Aguilera declaró ayer que el problema de las ocupaciones se va solucionar en breve.

Por lo que respecta a la licencia de obras que la Junta debe abonar al Ayuntamiento, de 2,5 millones de euros, la Plataforma Cívica en Defensa del Hospital (PCDH) ha pedido que se guarde el dinero y se reserve para equipamiento del centro sanitario pues así se estipulo en el convenio firmado por las dos administraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios