Enfado de los trabajadores españoles en Gibraltar

Juan Franco y Ascteg critican que los comités del Brexit se celebren en Algeciras

  • El regidor entiende que deberían llevarse a cabo "en la población más afectada" por la salida de Gibraltar de la Unión Europea

Fabián Picardo y Juan Franco se saludan antes de una reunión en Gibraltar. Fabián Picardo y Juan Franco se saludan antes de una reunión en Gibraltar.

Fabián Picardo y Juan Franco se saludan antes de una reunión en Gibraltar. / Jorge del Águila

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha criticado la designación de Algeciras, por parte de los gobiernos de España y el Reino Unido, como sede de las reuniones sobre el Brexit que se celebrarán desde el próximo 26 de febrero. El regidor ha reiterado su posicionamiento en torno a la idoneidad de que dichos encuentros se celebren en La Línea, "al ser la población más afectada por las consecuencias que pudieran derivarse tanto para los trabajadores como para las pequeñas y medianas empresas, cuyo consumo depende en gran medida del Peñón", explica el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Además, Franco ha señalado que se trata "de la ciudad que cuenta con la frontera física con el territorio británico, calificando como decisivo el momento actual, que aconseja actuar con cautela”.

El alcalde ha confirmado que mantiene contactos con la Delegación del Gobierno de España y confía en que se continúe avanzando por el mejor de los cauces posibles, "siempre mirando por la situación de los trabajadores y del municipio linense". 

También ha mostrado su rechazo a que los comités se constituyan en Algeciras la Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar, que calificó la decisión de "una desagradable sorpresa". El colectivo entiende que la negociación debería llevarse a cabo en La Línea, "por las enormes repercusiones que tiene Gibraltar y todo lo que pasa con la ciudad vecina fronteriza". "Porque lo hemos vivido y seguimos viviéndolo desde nuestro nacimiento hace 150 años, compartiendo desgracias comunes principalmente las agraviadas por la tozudez y empeño en poner la bandera española en Gibraltar a toda costa con el cierre de la frontera", subraya la asociación, que explica que La Línea y el Peñón han sufrido "tantas vejaciones comunes" por parte de personas "que han utilizado la frontera, las comunicaciones y a los trabajadores españoles en Gibraltar como carne de cañón y conejillos de India en ataques patrióticos absurdos, generándonos colas caprichosas de muchas horas que nos impedían ir a nuestros puestos de trabajo, visitarnos los familiares de un lado a otro y trasladar a Gibraltar nuestras exportaciones que encima nos generan dinero".

"Ahora que Gibraltar y muy especialmente La Línea, más por supuesto que ninguna otra ciudad del Campo de Gibraltar, necesitan de la solidaridad y apoyo de todos, ahora que es cuando hay que debatir, negociar, estudiar, hacer reuniones, co-participar, generar foros de expertos, congresos, etcétera", continúan los trabajadores españoles en Gibraltar, "nuestro Gobierno o de donde sea que haya surgido la idea de la sede para las negociaciones, se ubica en la ciudad vecina Algeciras". "Mal guiados, con toda caradura, alevosía, egoísmo y falta de conocimiento de la zona y carentes de solidaridad, se llevan una vez más algo tan importante de nosotros y con ello y ojalá que, por última vez, nuestra bendita paciencia y dignidad", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios