La linea

La UGT y USO protestan por el impago del sueldo a 150 trabajadores

  • Muñiz muestra el documento del ingreso y afirma que cobrarán hoy

Comentarios 8

Los sindicalistas de UGT y USO y los trabajadores de los organismos autónomos se concentraron ayer ante la delegación municipal de Hacienda al no haber cobrado todavía la nómina de junio.

El impago afecta a unos 150 empleados municipales que, según el concejal de Hacienda, Francisco Muñiz, tendrán hoy el dinero en sus cuentas bancarias después de que éste se ingresara ayer, tal y como demostró con un certificado de la Intervención de Fondos.

Al conocer este extremo, CCOO abandonó la concentración pero no USO, ni la UGT, que mantuvieron la protesta porque el personal no había recibido su salario a pesar de que el resto de la plantilla municipal cobró hace días. Los sindicalistas advirtieron de que han convocado una nueva concentración que no se llevará a cabo si es cierto que esta mañana esos 150 trabajadores pueden disponer ya de su sueldo.

El secretario provincial de la FSP-UGT, José Porras Naranjo, pidió al equipo de gobierno "que de dejen de historias y que hagan el ingreso" y criticó la "discriminación que sufre esta parte de la plantilla cuando todo el mundo cobró hace días".

Por su parte, el portavoz de USO, Sebastián García, resaltó que en el Ayuntamiento "no hay trabajadores de primera y segunda. Todos tenemos derecho a cobrar en la misma fecha, lo que se está haciendo es una discriminación y una injusticia".

Ante la paga extra del próximo 15 de julio, que tiene que cobrar la plantilla municipal incluidos los trabajadores de limpieza, tanto UGT como USO anunciaron medidas de protesta si el mismo día 15 no está ingresada esa paga.

El alcalde accidental, Gabriel Gonzálvez, anunció ayer que remitirá un escrito de queja al subdelegado del Gobierno en la provincia, Gabriel Almagro, por su "pasividad" al permitir que la concentración de media hora autorizada ante las puertas de Hacienda se haya prolongado en el tiempo y se realizase también en las puertas del complejo Ballesteros.

Gonzálvez declaró que Almagro "es sordo, mudo y ciego, ya que no es capaz de tomar decisiones cuando se incumplen los permisos de concentración y lo único que me cabe pensar es que tiene miedo a meter la pata, como lo hizo en su anterior responsabilidad como delegado provincial de Vivienda cuando en un mitin de las elecciones pasadas manifestó que antes de aprobar proyectos tenía que llamar a sus compañeros de partido y ellos le daban el visto bueno".

También acusó a UGT y a USO de "no mirar a todos los municipios por el mismo rasero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios