La Línea

Punto de no retorno linense

  • Vecinos y visitantes siguen la fiesta en el recinto ferial tras el alumbrado

  • Esperas de hasta 24 horas en la avenida del Ejército para no perder puntada del espectáculo de la Cabalgata

Ya no vale dar marcha atrás. La Velada y Fiestas de La Línea es desde ayer una realidad. El encendido del alumbrado del recinto ferial puso en marcha los miles de vatios que iluminarán la semana más esperada por los linenses.

Cientos de personas vociferaron bajo la portada la cuenta regresiva. Cinco. Cuatro. Tres. Dos. Uno... El alcalde, Juan Franco, y la reina juvenil, Carmen Picardo, intercambiaron una mirada cómplice. La casualidad ha querido que Franco y Picardo vuelvan a reunirse en La Línea. Fueron solo dos segundos, pero como dos horas para los centenares de paisanos que rompieron a aplaudir cuando se produjo el destello. Muchos intercambiaron besos y abrazos. Otros corrieron a entrar al recinto con la pierna derecha. O con la izquierda. La feria también es de los supersticiosos.

Los linenses se echaron a bailar al paso de las charangas durante el recorrido

La comitiva de la cabalgata llegó al ferial pasadas las 00:00. El camino dio comienzo en la avenida de España, esquina con paseo Andrés Viñas. Veinte carrozas discurrieron por la avenida del Ejército hasta arribar a la feria. Junto a ellas doce grupos musicales entre charangas y bandas, cuatro academias de baile y un grupo de folclore boliviano. Y todos al paso bailando las danzas de la América Latina, porque cuando se está bien y feliz, un linense se mueve con la misma soltura que un andino. Para los pequeños, gigantes y cabezudos, aunque alguno provocase el llanto de los bebés que aún lo consideran una amenaza.

En El Ejército hubo grupos de amigos y familias que aguardaron hasta 24 horas el paso de la cabalgata, previos turnos de vigilancia establecidos. Siempre se mantuvo una persona cuidando del fuerte. Al filo de las 20:00 ya todos ocupaban sus parcelas. Se abrieron las mesas y el ibérico se deshizo en un abrir y cerrar de ojos. Rosquillas y picos, sí sobraron. El jamón fue como Eferalgan: efervescente. Los inmovilistas de la manzanilla discutieron con los partidarios del famoso rebujito, que combina el vino con refresco con gas. No llegó a mayores. Primó el diálogo y el cortés intercambio de opiniones al respecto.

En los Jardines Municipales el ambiente de feria se hizo notar desde las 18:00 con el pasacalles de las bandas de música invitadas.

Los más atrevidos prolongaron la fiesta hasta altas horas de la madrugada a sabiendas que hoy es un día especial. Habrá quien tenga que hacer uso de antinflamatorios antes de empezar de nuevo la fiesta en la plaza de la Iglesia.

Los actos del Domingo Rociero se iniciarán a las 09:00 con una diana rociera por las calles del centro a cargo del grupo de tamborileros de la Hermandad del Rocío. La Misa Rociera dará comienzo a las 10:00 en el Santuario de la Inmaculada y la plaza de la Iglesia, con la participación del coro de la Hermandad del Rocío linense. La ciudad se llenará de música y bailes. El paseo de caballos, a las 13:00; y a las 14:00, orquestas en la Municipal. Ya no vale dar marcha atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios