La linea

La Policía sigue investigando el origen del incendio que mató a Josefa Morente

  • Una unidad canina especializada en la detección de sustancias y procedente de Madrid es utilizada por el Cuerpo Nacional de Policía para las pesquisas · Los agentes se llevan muestras de la vivienda

El Cuerpo Nacional de Policía continúa con la investigación iniciada para determinar las causas del incendio registrado el pasado 18 de junio en una vivienda de la calle Palangre, en el que perdió la vida Josefa Morente y dos de sus hijas resultaron heridas de gravedad.

Una unidad canina del Cuerpo Nacional de Policía especializada en la detección de sustancias y procedente de Madrid estuvo ayer en el lugar del siniestro para determinar las causas y el origen del incendio.

Los trabajos se realizaron en la mañana de ayer tanto en el interior de la vivienda como en sus inmediaciones. Los perros, acompañados por agentes especializados de dicha unidad, rastrearon el inmueble en busca de alguna sustancia acelerante del fuego para determinar su origen y la causa. Durante más de dos horas, los agentes y perros de esta unidad estuvieron en el lugar de los hechos ante la mirada atenta de numerosos vecinos. Fueron recogidas varias muestras que serán ahora analizadas.

Según ha podido saber Europa Sur, el objetivo es elaborar un informe para confirmar cómo se produjo este suceso. Al parecer, las llamas pudieron comenzar en la parte posterior de la vivienda.

Fuentes consultadas por este diario aseguraron que el supuesto autor del incendio, J. M. E. , ex pareja de la fallecida, declaró ante el juez que no ha tenido nada que ver con el incendio aunque horas antes de que comenzase amenazó a Josefa Morente con prender fuego a la casa y la cerró desde el exterior. Además, tenía decretada una orden de alejamiento de su ex pareja, que le había denunciado por supuestos malos tratos en dos ocasiones aunque ésta había rechazado las medidas de protección policial que le habían sido propuestas desde la comisaría.

Las dos heridas, una de ellas hija de la pareja y de tan sólo dos años y medio de edad, llevan desde entonces hospitalizadas en estado grave en el Virgen del Rocío, en Sevilla. La concejal de Servicios Sociales, Inmaculada Olivero, acudió la semana pasada a interesarse por su estado y por la otra hermana, que sigue muy de cerca el estado de las heridas.

Este suceso causó una gran conmoción en la ciudad y motivó actos de repulsa contra este nuevo acto de violencia sexista. Además, varios efectivos del parque de bomberos resultaron heridos con quemaduras y algunos tuvieron que ser hospitalizados por inhalación de humo. Su intervención logró salvar la vida de la joven de 19 años.

Asimismo, el equipo de gobierno anunció que hará un agradecimiento público a dos policías locales que destacaron por su valor en este lamentable suceso ya que lograron sacar de la vivienda en llamas a la niña pequeña.

Josefa Morente tenía sólo 40 años y no sobrevivió al suceso. Aunque lograron sacarla de la casa las tareas de reanimación resultaron inútiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios