Seguridad

La Policía Nacional desmantela un prostíbulo clandestino en un piso alquilado en La Línea

  • En la operación son detenidas cuatro personas, entre ellas la 'madame' por tener reclamaciones judiciales pendientes por estafa

Agentes de la Policía Nacional en La Línea. Agentes de la Policía Nacional en La Línea.

Agentes de la Policía Nacional en La Línea. / Erasmo Fenoy

La Policía Nacional ha desmantelado en La Línea un prostíbulo clandestino que funcionaba en un piso alquilado. En la operación, con la colaboración de la Policía Local, han sido detenidas cuatro personas, entre ellas la madame del piso que tenía una reclamación judicial en vigor por estafas.

La actuación se inició tras detener a una mujer que tenía en vigor una reclamación judicial. Resultó ser la madame de un piso que había sido alquilado para ejercer la prostitución.

Este hecho provocó fuertes discusiones entre el resto de las mujeres que ocupaban la vivienda y de una de ellas con un hombre, según la Policía, de forma que horas después de la detención de la supuesta responsable del prostíbulo se produjo un altercado en el piso. A esa intervención acudió la Policía Local, cuyos agentes detuvieron al hombre como presunto autor de un delito de atentado contra agente de la autoridad, así como a una de las mujeres que ocupan el piso por amenazar con un cuchillo a su pareja durante la discusión.

Además, las pesquisas de la Policía Nacional para esclarecer lo que sucedía en la vivienda llevaron a la detención de una cuarta persona, otra mujer, como presunta autora de un delito de apropiación indebida. Según la Policía, aprovechó que la madame había sido detenida para apoderarse de su bolso que tenía documentación, móviles, las llaves del domicilio y más de 1.000 euros.

Una alternativa al negocio en la calle

La Policía destaca que el uso de viviendas arrendadas como prostíbulos persigue una mayor discreción para el consumidor de prostitución y dificultar la actuación policial, dado que se amparan en el derecho a la inviolabilidad del domicilio para evitar las actuaciones o inspecciones policiales.

Este tipo de actividad provoca molestias al resto de vecinos, ya que se produce un trasiego anómalo de personas en las zonas comunes y los clientes se equivocan de domicilio, llamando al que no es a horas intempestivas.

En la actuación han participado funcionarios del grupo UCRIF de la Línea de la Concepción y funcionarios de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios