Obras de la plaza de toros Un ruedo decimonónico con alma del siglo XXI

  • Las obras de rehabilitación de la plaza de toros de La Línea, al 40% y con previsión de estar terminadas en febrero de 2021

  • El coso se convertirá en el Centro Cultural El Arenal y eje de una estrategia para revitalizar esa zona de la ciudad

El graderío consolidado y la estructura para los asientos de madera. El graderío consolidado y la estructura para los asientos de madera.

El graderío consolidado y la estructura para los asientos de madera. / Erasmo Fenoy (La Línea)

La plaza de toros de La Línea recupera poco a poco el esplendor de sus orígenes pero con la mirada puesta en el mañana para ser mucho más que un coso taurino. El futuro Centro Cultural El Arenal se encuentra en pleno proceso de conversión a un enclave con la fisonomía del siglo XIX y un corazón del siglo XXI para acoger conciertos, ferias de la tapa y toda clase de eventos además de los espectáculos taurinos a un paso del centro de la ciudad linense.

Las empresas Contratas y Obras San Gregorio IngenioArte Arquitectura son las encargadas de asumir este reto que conjuga la modernización con el máximo respeto al centenario edificio, inaugurado en 1883. Es uno de los inmuebles más antiguos que se conservan en La Línea, catalogado como monumento y Bien de Interés Cultural (BIC).

El Arenal tendrá una entrada más amplia, mayor aforo, dos ascensores para garantizar la accesibilidad y una disposición más racional de todos sus equipamientos que permita ser disfrutada por los ciudadanos y convertirse, a su vez, en un motor de activación económica para el entorno en el que se levanta. Gracias a las obras y el nuevo graderío, el recinto tendrá un aforo máximo de algo más de 5.200 personas, más otras 2.500 en la arena en el caso de un concierto.

La actividad es plena en estas semanas. Ya se ha terminado prácticamente la consolidación estructural del edificio original (unas obras que no se completaron en la reforma de 2009) así como la estructura y cerramiento de la primera planta, incluida la grada superior de madera y la cubierta demolida en 1973. También se actúa sobre los revestimientos exteriores y en todo el interior, además de las instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento.

El arquitecto José Carlos Galán, director de la obra, estima que la ejecución alcanza ya el 40% y se mantiene el plazo de entrega de febrero de 2021, aunque condicionado por las posibles restricciones por la pandemia de coronavirus. La intención municipal pasa por inaugurarla con una corrida de toros.

Galán, acompañado por representantes de la constructora y el aparejador Antonio Rueda, ha explicado este martes todos los detalles de la reforma al alcalde, Juan Franco, acompañado en la visita por varios concejales del gobierno municipal como Juan Macías y Mario Fernández. En el proyecto se invierten 2,1 millones de euros, el 80% con aportación de fondos europeos, y actualmente se da empleo a 27 personas en estas semanas, de las que 18 son vecinos de La Línea. 

El interior tendrá los colores típicos de un coso: fondos blancos, gradas rojas y franjas amarillas para configurar una especie de bandera española. Los nuevos elementos que se están construyendo, como la recuperación de la cubierta demolida hace ahora medio siglo, tendrán un aspecto integrado con los originales pero texturas y acabados diferentes para que sean reconocibles como parte de una actuación posterior, aunque plenamente respetuosa con el diseño que hizo en su día el arquitecto Adolfo del Castillo.

La nueva disposición de elementos como los aseos, caballerizas, sala de diestros, el quirófano y el desolladero, este último que se recupera, permitirá una utilización más funcional.

En el exterior, los bajos del graderío serán habilitados como locales. Tres de ellos están previstos para usos culturales, con la previsión de acoger un museo taurino, otro dedicado a la copla y un tercero para el flamenco; si bien la confirmación de estos usos depende de los acuerdos que articule el Ayuntamiento de La Línea con entidades y colectivos. Otros dos servirán de ambigú para los festejos taurinos.

El alcalde ha apuntado que aún es pronto para determinar bajo qué modelo de gestión se articulará la actividad del Centro Cultural El Arenal. Si mediante una adjudicación integral para conjugar eventos taurinos con otra clase de espectáculos o separando estas dos vertientes de uso. 

Modelo de ciudad

La reforma del Centro Cultural El Arenal forma parte de una estrategia mayor para cambiar la fisonomía de la ciudad. El 60% de la inversión está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI). El Consistorio corre con el 40% restante del gasto. 

La intención es que sea el motor para revitalizar todo el entorno, que también se verá favorecido por la reforma del entorno de La Velada dentro de la ITI

"Se está viendo un cambio total con la recuperación del valor histórico y cultural del edificio y con muchas aportaciones que van a convertir la plaza en un centro que va a permitir todo tipo de actividades como conciertos, festivales o ferias en un espacio emblemático. El tiempo y esfuerzo invertido en el proyecto merece la pena", ha valorado Juan Franco.

Tanto Franco como Macías han agregado que la reforma de El Arenal también permitirá crear un espacio atractivo para el turismo y para revitalizar la economía local. "Va dentro de un recorrido turístico que queremos crear entre la plaza, el Mercado de la Concepción o los Jardines Saccone", ha detallado Macías. Tanto el Mercado como los jardines también tienen en un horizonte cercano su reforma para contribuir a dar un aspecto renovado a la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios