La Línea

La Mesa de Trabajo por La Línea reclama a los partidos medidas para el municipio

  • El colectivo insiste en la reclamación de la singularidad de La Línea y critica que "los asuntos del Peñón despierten más interés en Madrid que los del municipio"

González Laya, con Picardo en la Mancomunidad. González Laya, con Picardo en la Mancomunidad.

González Laya, con Picardo en la Mancomunidad. / E.S.

La polémica generada en torno a la reunión de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha provocado las críticas de la Mesa de Trabajo por La Línea, que reclama a los partidos políticos estatales que "presten más atención a la ciudad y que trabajen para articular un consenso que saque a La Línea de su histórico abandono".

La Mesa recuerda que las polémicas veraniegas en torno a Gibraltar son habituales, "aunque no por ello nos pasa desapercibido o nos resignamos a que los asuntos del Peñón despierten más interés en Madrid que los de la localidad española de La Línea". "No es de recibo que medios y partidos estatales solo se acuerden de nuestra ciudad para hablar de narcotráfico o como escenario para encendidas declaraciones contra Gibraltar, y sin embargo luego ignoren las raíces que explican nuestro desempleo crónico, nuestra precariedad sangrante y nuestra exclusión clamorosa", denuncia en un comunicado.

Por ello, la Mesa de Trabajo por La Línea, compuesta por la totalidad de los partidos democráticos y con presencia local, los sindicatos mayoritarios y un gran número de entidades sociales y solidarias, "desea recordar la posición histórica y consensuada por esta plataforma y todos los agentes políticos y sociales de la ciudad".

Sin entrar en el conflicto de soberanía, lo cierto es que "La Línea ha sido siempre la gran perjudicada de dicho contencioso entre Madrid, Londres y Gibraltar". Así, recuerda el cerrojazo de la Verja entre el 69 y el 82, que supuso el éxodo para 36.000 linenses y la ruina para la ciudad, pero también las colas de 2013 como consecuencia del choque por la disputa territorial marítima y que perjudicaron gravemente la ya maltrecha economía local.

"Es por ese impacto negativo que La Línea viene exigiendo que se reconozca su singularidad por ser ciudad fronteriza con Gibraltar, al menos, desde los años 90", remarcan. En 1999, tras una década de lucha social, se logra tal reconocimiento mediante la entrega de una Carta Económica Especial, que sin embargo fue retirada en 2003. Actualmente, el Ayuntamiento y la Mesa acordaron en 2017 el Plan estratégico de impulso y desarrollo de La Línea para retomar la histórica reivindicación, rememoran.

A eso hay que sumarle que la crisis del Covid-19 ha afectado muy negativamente a la economía de todo el país, pero en las zonas donde la situación ya era mala el impacto ha sido mayor. Como muestra, el dato de paro registrado en La Línea en el mes de junio es del 37,55%, pero es que en febrero era del 32,83%. "Y es importante señalar que de no haber sido por la actuación del Gobierno de Gibraltar de garantizar un salario mínimo para los trabajadores transfronterizos, de toda nacionalidad, las consecuencias en La Línea habrían sido devastadoras", asegura el colectivo.

Por otro ello, la Mesa de Trabajo por La Línea insiste en su reivindicación del reconocimiento de la singularidad de La Línea, que se materialice en inversiones y medidas extraordinarias "que reviertan el histórico abandono al que las administraciones españolas han sometido a La Línea y articular un marco de convivencia fronteriza que garantice al pueblo linense nuestro legítimo derecho al desarrollo y la paz". Para ello, es necesario el consenso de las fuerzas estatales en Madrid, "pero también el diálogo con Gibraltar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios