La linea

La Línea demanda una unidad de salud mental para niños y jóvenes

  • La entidad local la ve necesaria ante la implantación en el nuevo hospital de la zona de ingresos

El Ayuntamiento de La Línea planteó ayer la necesidad de que la ciudad posea una unidad de salud mental infantojuvenil que ayude a complementar la labor que efectuará la zona de hospitalización de salud mental del nuevo hospital de La Línea.

El concejal de Asuntos Sociales, Helenio Fernández, destacó que la unidad hospitalaria de salud mental para pacientes agudos llegará a la ciudad trasladada desde Algeciras, si bien, según el Ayuntamiento, la cobertura quedaría incompleta sin contar con la unidad específica para menores que, por tanto, deberán seguir trasladándose hasta Algeciras.

Fernández hizo esta petición en la última reunión de la mesa local de prevención del Centro de Tratamiento de Adicciones (CTA), entidad en la que tienen representación las delegaciones municipales de Educación y Asuntos Sociales, así como centros de enseñanza y entidades sociales. Los centros docentes y las asociaciones linenses que trabajan con estos menores plantearon la posibilidad de, al menos, contar con varios días de consultas en La Línea.

La necesidad de actuar contra el uso de cachimbas fue otro de los temas planteados en la reunión, recordando que la ley antitabaco prohíbe expresamente a los locales de ocio facilitar a menores de 18 años el consumo de tabaco y cualquier otra sustancia que imite o induzca a fumar. Se trató la conveniencia de realizar una campaña dirigida a los propietarios de locales, así como a los propios jóvenes.

También se alertó del abuso del consumo de bebidas energéticas entre los jóvenes, producto que entrará a formar parte de las campañas de prevención de sustancias potencialmente nocivas.

En esta reunión el CTA explicó sus propuestas de integración y los programas de prevención que ofertarán a los institutos de secundaria para el próximo curso. Entre ellos estará Forma joven, diseñado para alertar sobre el consumo de tabaco, alcohol, cannabis y demás sustancias, así como el programa De qué van los jóvenes y de qué van las drogas, una exposición itinerante con veinte paneles que incide en cinco ejes temáticos: mitos sobres las drogas, prevalencia real de consumos, riesgos de las drogas, motivos de inicio y estilos de vida alternativos al consumo de estupefacientes. El CTA también ofrecerá a los centros educativos la iniciativa Salud en curso, unas proyecciones que incorporan material de trabajo para el profesorado y los alumnos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios