La Línea

La Línea invita a derribar prejuicios en el Día Mundial contra el Sida

  • El Ayuntamiento se suma a la campaña para desterrar la Serofobia con la lectura de un manifiesto

Juan Franco, alcalde de La Línea, durante la lectura del manifiesto, este lunes. Juan Franco, alcalde de La Línea, durante la lectura del manifiesto, este lunes.

Juan Franco, alcalde de La Línea, durante la lectura del manifiesto, este lunes.

"Contigo sin Serofobia" es el lema que este año se ha escogido en la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida y el del manifiesto leído este lunes en La Línea en un acto convocado por la delegación municipal de Salud y el Comité Ciudadano Anti Sida del Campo de Gibraltar.

El manifiesto incide en la necesidad de acabar con la serofobia. "El prejuicio, miedo, rechazo y discriminación hacia las personas seropositivas que se entremezcla con otra serie de prejuicios asociados al género, la pobreza, la orientación sexual e identidad de género, el origen racial o étnico, la edad o la sexualidad”, apunta el texto.

Señala, asimismo, que “cada semana, alrededor de 7.000 mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años contraen la infección por el VIH. En África Subsahariana, tres de cada cuatro infecciones nuevas afectan a las adolescentes de entre 15 y 19 años. Las mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años tienen el doble de probabilidades de vivir con el VIH que los hombres. Más de un tercio (35%) de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida. En algunas regiones, las mujeres que son víctimas de la violencia tienen un 50% más de probabilidades de contraer la infección por el VIH, como señala Onusida.

En nuestro país, entre las mujeres, la transmisión heterosexual constituye la gran mayoría, con un 85% de los nuevos diagnósticos. Las mujeres se diagnostican cada vez a una edad mayor y en una situación inmunológica peor que los hombres. Entre los nuevos diagnósticos de VIH en las mujeres, más de la mitad son en mujeres migrantes, según el manifiesto.

Por todo ello, se reivindica “una sanidad universal y gratuita que favorezca la atención a las personas inmigrantes que aún hoy tienen dificultades en algunas Comunidades Autónomas para el acceso al sistema sanitario público”, sin olvidar a quienes padecen alguna patología mental, y abogan por promover las pruebas de diagnóstico desde la atención primaria, la especializada y la entidades que trabajan con el VIH.

En esta lectura han participado el alcalde de La Línea, Juan Franco, la delegada de Salud, Rosa Pérez, la concejal de Servicios Sociales, Zuleica Molina, Sor Joaquina, del Hogar Marillac, Antonio Escobar, del Centro de Tratamiento y Acogida (CTA), Pepi Cordero, de Despierta, así como José Luis Gómez e Inmaculada Cabra, del Comité Anti Sida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios