La Línea

La Junta abrirá una nueva Oficina Judicial y Fiscal en La Línea

  • Es un modelo que permitirá a los jueces dedicarse exclusivamente a impartir justicia y que agilizará los procesos

La sede de los juzgados de La Línea La sede de los juzgados de La Línea

La sede de los juzgados de La Línea / Jorge del Águila

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha iniciado 16 procedimientos para implantar el nuevo modelo de Oficina Judicial y Fiscal en cuatro capitales de provincia y en las sedes que cuenten con cinco o más juzgados, entre ellas La Línea, que tiene pendiente la puesta en marcha de esta quinta sala. Así lo ha anunciado este jueves en el Pleno del Parlamento de Andalucía el vicepresidente y consejero del ramo, Juan Marín, quien ha destacado el impulso "en sólo tres meses" a este proyecto.

La Dirección General de Oficina Judicial y Fiscal ya está trabajando en las órdenes de creación de las Oficinas Judiciales y Fiscales de Almería, Cádiz, Huelva y Jaén; así como en la Oficina Judicial de La Línea de la Concepción.

Las órdenes de creación se encuentran en su fase inicial, pero Justicia ya cuenta con las memorias económicas. "Ya hemos solicitado informe a la Secretaría General para la Administración Pública, trámite necesario para iniciar el proceso de negociación con las organizaciones sindicales", ha dicho Marín.

Las nuevas Oficinas Judiciales y Fiscales permite a jueces y magistrados dedicarse exclusivamente a su función específica de impartir justicia, relegando las tareas de la gestión administrativa en unidades genéricas especializadas.

La Oficina Judicial rompe con la configuración clásica de juzgado, superando el modelo atomizado e incorporando criterios de buenas prácticas. Este modelo se apoya en las nuevas tecnologías para funcionar con criterios de agilidad, transparencia, eficacia, eficiencia en la racionalización del trabajo, optimización de los recursos, responsabilidad por la gestión y coordinación entre Administraciones.

El modelo de Oficina Judicial establece dos tipos de unidades. La primeras se denominan Unidades procesales de apoyo directo (UPAD), cuya función es de asistencia a los jueces y magistrados en el ejercicio de las funciones que le son propia. Existirán tantas como juzgados o tribunales.

La segundas se llaman Servicios comunes procesales (SSCCP), que sin estar integradas en un órgano judicial concreto, asumen labores centralizadas de gestión y apoyo a todos los juzgados del ámbito territorial. Pueden estructurarse a su vez en secciones, y estas en equipos para organizar y distribuir mejor el trabajo. Los Servicios Comunes Procesales pueden ser generales, de ordenación del procedimiento, de Ejecución y de Partido Judicial.

En este nivel será en el que, en una primera fase, se acometerá el proceso de implantación de la Oficina Judicial. Este proceso será progresivo y se irá realizando de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias.

Para llevar a cabo la implantación de la Nueva Oficina Judicial y Fiscal es preciso el concurso de todos los sectores implicados, profesionales, funcionarios y ciudadanía, ya que, según la Junta, supone un auténtico cambio cultural en la organización de la Justicia.

Juan Marín ha destacado que en "sólo tres meses" el actual Gobierno ha puesto en marcha hasta 16 procedimientos distintos. El anterior Ejecutivo "únicamente" puso en marcha las Oficinas Judiciales de Vélez-Málaga y El Ejido, y las Fiscales de Sevilla y Dos Hermanas. En estos casos ya se encuentran en funcionamiento, "aunque sus procesos de implantación no se han culminado", ha destacado Marín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios